Francfort: rascacielos, finanzas y el teatro de la ópera

La primera vez que visite esta ciudad alemana fue en 1994 y escribí un blog muy entusiasta sobre Francfort en Junio 2006 (ver Francfort). Aquella visita fue parte de un sabático que estaba haciendo entonces. Estaba visitando iglesias que llevaban al cabo proyectos sociales para aprender algo de sus experiencias. En Francfort me aloje con K.P. un pastor Luterana quien tenia a su cargo varios asilos para ancianos. Después de esta visita breve seguimos en contacto y establecimos una amistad duradera. Hace unos días yo y mi mujer hemos vuelto de visitarle en Francfort y pasamos cuatro días agradables con él.

Foto de Epizentrum (Wikipedia)

Francfort, centro financiero

En Francfort hay grúas por todas partes y gran proyectos de construcción siguen en proceso – nos sentimos como si estuvieron reconstruyendo la ciudad.

No notamos ningún sentido de la crisis financiera global. Francfort da la impresión de ser muy prospero – hay que tener en cuenta de que es un centro financiero. La gente que vimos parecían muy contentos.

Rascacielos y el BCE

Francfort esta definida por sus rascacielos – construidos desde la última vez que la visite – uno de ellos la torre del Comererzbank esta descrito en el guía de Francfort como el edificio comercio más alto de Europa con 259 metros. Sin embargo en 2005 fue sobrepasado por el Palacio del Triunfo de Moscu y ahora el Shard London Bridge edificio en Londres. Visitamos una zona cerca del río Main, antes fue el puerto industrial de la ciudad pero ahora es el lugar del sede del Banco Central Europeo el cual va a incluir un rascacielos de 185 metros de altura. Tuvimos la oportunidad de subir uno de los edificios más altos de Francfort y disfrutamos de una vista panorámica de la ciudad.

Viejo teatro de la ópera

El viejo teatro de opera tiene una fachada Barroca un poco como una tarta de matrimonio pero dentro contiene un auditorio moderno. Una noche cenamos en una terraza enfrente del teatro de opera y observamos como entraron un numero de hombres vestidos en trajes para un concierto patrocinado por uno de los bancos locales. Vimos varios limosinas esperando fuera del teatro para llevar a sus clientes a casa al final del concierto. En un paseo guiado vimos una mezcla interesante de edificios tradicionales y modernos.

A veces nos sentimos como si estuviéramos en Italia porque hay muchas heladerías y bares con terrazas. Visitamos algunos y disfrutamos de sus helados y una vez nos refugiamos en uno de ellos durante una tormenta repentina pero breve.

¡Nos gusta Francfort!

Seguir leyendo Francfort:

B.R.

Añadir Comentario