Vacaciones low cost

Los mejores lugares para irse de vacaciones con bajo presupuesto. Estar viviendo un momento en el que muchos tenemos que apretarnos el cinturón no quiere decir que tengamos que prescindir de unas vacaciones. Hay muchas formas de reducir los costes y lograr unas vacaciones low cost, y para planificar unas vacaciones baratas ofrecemos los siguientes consejos:

  • El mejor modo de reducir en costes en cualquier tipo de vacaciones es eliminar el precio del hotel. Podemos hacerlo alojándonos en casa de amigos o familiares o incluso preguntando si alguien tiene una cabaña o caravana que pueda prestarnos para unas vacaciones cortas. Algunas personas tienen una segunda vivienda que utilizan en sus semanas de vacaciones y que  pueden estar dispuestos a prestárnosla gratis durante al menos un fin de semana. Por otra parte, alojarnos con amigos o familiares no sólo nos ayuda a ahorrar dinero sino que también nos permite establecer vínculos más estrechos con ellos. Podemos disfrutar de grandes cenas caseras y pasar algún tiempo con personas que significan mucho para nosotros y con las que no tendríamos oportunidad estar de otro modo.

  • Intercambio de casa. Son cada vez más populares los intercambios de casa. Existen páginas web donde los usuarios pueden registrarse, abrir una ficha de su casa con sus características y elegir entre las otras casas de diversas características y países para proponer un intercambio. Supone una forma estupendo de conocer otra cultura desde dentro sin tener que gastar mucho dinero.
  • Otra idea para disfrutar de unas vacaciones baratas es ir de acampada. No es tan caro alquilar una parcela en un camping y muchos de los campings están cerca de lagos o del mar, por lo que podremos tomar un poco el sol y disfrutar de algunos deportes acuáticos. Lo más costoso de ir de camping es disponer de la tienda, sacos de dormir, cocina de camping y otros artículos imprescindibles para ser autónomos,  pero si tenemos amigos que son campistas habituales, podemos pedirles prestado el equipo y ahorrarnos el coste de tener que comprar todo nosotros. Es importante llevar comida en abundancia, ya que la mayoría de los campings no disponen de restaurante y las típicas tiendas de comestibles de camping suelen ser bastante caras. Mejor armarse de botes, bebidas, alimentos envasados al vacío, productos de la huerta etc. para ahorrar gastos imprevistos.
  • Otra forma de ahorrar dinero en vacaciones es reservar con mucha antelación. Muchos hoteles ofrecen descuentos si se realiza la reserva unos meses antes y también podemos estar atentos para encontrar descuentos que se van realizando a lo largo del año, tales como los descuentos fuera de temporada en hoteles de playa o estaciones de esquí.

Temas relacionados con vacaciones low cost:

Añadir Comentario