Un acercamiento a 10 de las grandes maravillas del mundo

Edificios, torres, esculturas…10 maravillas del mundo creadas por la humanidad y algunas historias sobre ellas

 1. Taj Mahal, Agra, India.

Cuenta la leyenda que Shah Jahan mandó cortarle las manos al arquitecto para que no pudiese repetir dicha obra en ningún lugar del mundo, para que el Taj Mahal fuese único. Además, la rectitud en las líneas de la construcción se debe a que el creador de este edificio diseñó las estructuras ligeramente hacia afuera, de esta manera además, en caso de terremoto, el mausoleo de Shah Jahan quedaría intacto.

  2. Burj Khalifa, Dubai, UAE.

Los números que se mueven alrededor de esta torre son para quitar el hipo. Dos ejemplos: costó 1,3 billones de dólares; y es el edificio más alto del mundo gracias a sus 828 metros de altura (más del doble que la Torre Eiffel). Para soportar los fuerte vientos de la zona y posibles terremotos, el macro-edificio está diseñado con un “núcleo reforzado”, tres alas fijadas a 120º entre sí, ancladas en torno a un eje central. Cada ala es compatible con las demás, así que cuando el viento sopla en dos de las alas, la tercera resiste la fuerza.

 3. Moai, Easter Island (Rapa Nui), Polynesia. 

Sobre estas estatuas recae más de una leyenda, entre otras, la desaparición de los habitantes de la Isla de Pascua. No se sabe cómo se transportaron (una de las grandes incógnitas): si con troncos, pero esto habría facilitado la extinción de los bosques; o sin ellos, arrastrándolas, pero esto habría arrasado con el suelo provocando malas cosechas, hambre, guerra y canibalismo.

4. Stonehenge, England.

 
Se ha especulado hasta con aliens o druidas como posibles constructores de esta constelación de piedras. ¿Pero por qué se construyó? Una evidencia reciente sugiere que fue construido para celebrar el paso al invierno y no la transición al verano como se pensaba. La mayoría de los monumentos están alineados en la salida y puesta de sol del pleno invierno.

 5. Torre Eiffel, Paris, Francia.

Construida para la Exposición Universal de 1889, el propio Alexander Gustave Eiffel fue el primero en subir los 1.710 escalones hasta la cumbre. Él mismo financió la mayor parte de la construcción; construcción que logró recaudar un millón de dólares el primer año solo en venta de boletos. Por otra parte, la Torre Eiffel fue utilizada como antena de radio desde la cual los alemanes enviaron señales codificadas a sus fuerzas durante la II Gerra Mundial. Hoy en día, cincuenta toneladas de pintura son utilizados para recubrirla cada siete años.

 6. Gran Muralla, China.

Inicialmente construida con piedras y lodo en el siglo V a.c., no fue hasta el siglo XVI cuando se desarrolló bajo el Imperio de Jiajing. Millones de trabajadores fueron reclutados para trabajar de sol a sol en esta mastodóntica obra, de la que los registros afirman que cada tramo de tres kilómetros fueron levantados por tres mil hombres trabajando 600 días. Calculen ustedes. Y a pesar de ser el único elemento visible desde el espacio, en realidad, la Gran Muralla sólo puede ser vista con una lente especial de una cámara especial desde la órbita baja de la Tierra.

 7. Angkor Wat, Camboya.

El imperio de los templos fue una ciudad de un millón de personas, de las que reclutaron 300.000 trabajadores (y 6.000 elefantes) para construirla. Tardaron 35 años, únicamente, cuando para la mayoría de templo se destinan siglos para levantarlos. Y más significativa es esta cifra si tenemos en cuenta que se cree que el Angkor Wat es el mayor complejo religioso del mundo. Cada una de las más de tres mil ninfas seductoras talladas en las paredes es única.

8. Machu Picchu, Perú.

Durante su construcción, los incas no utilizaron ruedas para transportar los bloques. En su lugar, se cree que las arrastraron a mano por las laderas, ya que se han encontrado protuberancias en algunas piedras (sugiriendo que fueron agarres para las manos de los trabajadores). Fueron empleadas soluciones ingeniosas para contrarrestar los terremotos: esquinas en forma de L, puertas y ventanas inclinadas hacia adentro, y no se utilizó argamasa entre las piedras de manera que, si se agitaban, se podían mover y reubicar sin colapsar.

9. Khazneh, Petra, Jordania.

 
  
Inmortalizado en películas como Indiana Jones, una tumba cercana sugiere que Khazneh fue tallada, probablemente, de arriba a abajo.

10. Grandes Pirámides de Giza, Egipto.

 
 
La Gran Pirámide de Giza, la única superviviente de las Siete Maravillas del mundo antiguo, fue la construcción más alta hasta finales del siglo XIX, hasta que apareció la Torre Eiffel (1889). La pirámide se creó para albergar sólo tres cámaras funerarias y para ello requirió de las manos de alrededor 30.000 personas, trabajadores cualificados y no esclavos como se llegó a pensar.