Las mejores posadas en América Latina

Alojarse en posadas en viajes a América Latina. Para saborear mejor la vida en un viaje a Latinoamérica, es aconsejable buscar una alternativa a las numerosas cadenas hoteleras que suelen ofrecer el mismo tipo de alojamiento estandarizado que ofrecen en otros lugares del mundo. Una alternativa es alojarse en una posada y según The Guardian Travel, estas son posadas perfectas para unas vacaciones de ensueño en América del Sur.

1. Posada en Perú: Apu Lodge, Ollantaytambo
Muchas personas la pasan por alto de camino al Machu Picchu, pero merece la pena explorar la antigua ciudad inca de Ollantaytambo durante unos días, y realizar algunas excursiones alternativas por el Valle Sagrado o simplemente pasear un poco entre las ruinas del siglo XV que salpican las laderas. El nuevo Apu Lodge está regentado por Louise Norton, fundadora escocesa de leaplocal.org (que pone a los viajeros en contacto con guías locales) y su esposo peruano. Aparentemente diseñado para excursionistas que practican senderismo, las habitaciones cuentan con camas ortopédicas, cómodos edredones y duchas muy calientes. www.apulodge.com

2. Posada en Bolivia: Las Olas, Copacabana
La otra Copacabana de Sudamérica se alza sobre la orilla boliviana del lago Titicaca. Con unas vistas panorámicas espectaculares de la extensión de agua, Las Olas es un peculiar conjunto de cuatro suites, propiedad de un arquitecto alemán. No se ha pasado por alto ningún detalle: las escaleras son de madera de eucalipto, las ventanas están decoradas con vidrieras y los pisos cuentan con secciones transversales de troncos de pino. Para disfrutar de la experiencia más memorable, optar por la suite que se asemeja a una colmena color terracota y cuenta con una cama circular. Reservar con mucha antelación. www.hostallasolas.com

3. Posada en Uruguay: La Posada del Faro, Cabo Polonio
Los viajeros avispados se saltan el complejo turístico más famoso de Uruguay –la super publicitada Punta del Este– y se dirigen directamente a la costa de Cabo Polonio, un pueblo aislado situado en su propia península. Sin caminos pavimentados, electricidad ni conexión a internet, es ideal para los que quieran disfrutar de una escapada completa. La Posada del Faro es nueva. Pedir una de sus dos habitaciones que dan al frente y que conducen directamente a un porche abierto con vistas al pueblo, la playa y el icónico faro. Ahora es temporada baja, por lo que la posada está cerrada, pero se puede reservar para diciembre en adelante. www.laposadadelfaro.com

4. Posada en Ecuador: Madre Tierra, Vilacabamba
La mejor hora para llegar a Madre Tierra es justo cuando comienza la puesta de sol. Entonces se encienden las velas bajo el dosel de helechos y puede oír el canto de los grillos, las cascadas y el murmullo de voces desde el restaurante de frente. Ubicado a las afueras de la ciudad de Vilcabamba, en el llamado “Valle de los Inmortales”, Madre Tierra tiene un aire new-age, con habitaciones que parecen casitas de pan de jengibre de un libro de cuentos de los Hermanos Grimm. Relajarse en una hamaca con vistas a la montaña sagrada Madango o con un tratamiento en el spa del hotel. www.vilcabambamadretierra.com

5. Posada en Argentina: Capricho, Salta
Si nos dirigimos al noroeste de Argentina, hacer todo lo posible por conseguir una de las suites de este lugar. Sólo hay dos (una con un pequeño salón y otra con una escalera de caracol a su propio entresuelo). El servicio y el estilo son muy superiores a lo que cabría esperar por el precio, con toques agradables como la iluminación del patio central con velas todas las noches o dar la bienvenida a cada huésped con un vaso de vino de la zona o una taza de té especial. El desayuno es casero, desde el pastel de manzana caramelizada al yogur. Y también tiene una magnífica ubicación, a sólo unos minutos a pie desde la plaza principal. www.elcaprichosalta.com.ar. Ver: Viajar a Argentina

6. Posada en Colombia: La Casa, Santa Marta
Detrás de la modesta fachada de La Casa se encuentran tres habitaciones de huéspedes, un característico patio interior y una piscina al aire libre que se convierte en un gran activo cuando el sol alcanza su plenitud. Tras haber sido ampliamente remodelada, la propiedad es un punto ideal de partida para el Parque Nacional Tayrona, una de las mayores atracciones del país. Los huéspedes pueden adquirir productos en los mercados locales –incluyendo pescados y mariscos, recién sacados del Caribe– y cocinarlos ellos mismos en la gran cocina abierta. Preguntar a la propietaria Ángela por sus retiros de yoga. www.lacasasantamarta.com

7. Posada en Brasil: Eliconial, Paraty
Cuando nos dicen que un mono podría dejarse caer durante el desayuno, sabemos que estamos en un lugar especial. Eliconial está a 20 minutos a pie del centro histórico de Paraty, con sus calles empedradas y casas coloniales, e incluso más cerca de la playa. Situado en un jardín de heliconias tropicales, el complejo de bungalows de madera incluye una piscina al aire libre de buen tamaño. Reservar con antelación si queremos que nuestra visita coincida con el festival literario de Paraty (flip.org.br), que tiene lugar cada mes de agosto. www.eliconial.com

8. Posada en Argentina: Querido, Buenos Aires
Abierto hace apenas dos meses, Querido es el resultado del trabajo con amor de sus propietarios anglobrasileños, que han pasado más de dos años transformando una destartalada casa de los años 20. Aunque ha sido totalmente modernizada, mantiene muchos de los elementos originales, como los grandes marcos de madera de las ventanas. E El hotel está situado en una tranquila calle residencial del barrio de Villa Crespo, sin embargo, se encuentra a menos de 10 minutos a pie de Palermo Soho, donde se puede encontrar la mayor concentración de bares, restaurantes y boutiques de diseño de la ciudad. www.queridobuenosaires.com

9. Posada en Venezuela: Posada Movida, Los Roques
Este lugar se podría considerar como un hogar fuera de casa; si nuestra casa fuera una villa de estilo mediterráneo en el centro del Caribe. Posada Movida se encuentra en una de las 350 islas que conforman el archipiélago coralino de Los Roques, a 80 millas de la tierra firme venezolana. Reservar una de sus seis habitaciones con baño y aire acondicionado. Su propietario, Mario, puede ayudarnos a organizar excursiones de submarinismo, kite surf o pesca en el mar. Los precios de la posada normalmente incluyen el desayuno, un viaje en barco a las islas cercanas, un picnic en la playa y una cena de pescado fresco. www.posadamovida.com

10. Posada en Chile: Harrington B&B, Valparaíso
Con su fachada de color amarillo, elementos victorianos y paneles de chapa ondulada, esta casa de los años 20 es típicamente “Valpo”. Propiedad de una pareja franco-chilena, se encuentra en el Cerro Concepción, en el lado más bohemio de la ciudad, con gran abundancia de cafés artísticos y brillantes murales callejeros. Las habitaciones cuentan con una limpia decoración minimalista, con duchas de agua caliente alimentadas por el sol del Pacífico. Los generosos desayunos incluyen pan recién horneado y pasteles. www.harrington.cl
Fuente: South America Perfect Posadas