Estaciones de esquí baratas

Según The Guardian Travel, este años estos son algunas de las estaciones de esquí mas baratas para los que no quieren que la crisis les impida esquiar.

1. Söll, Austria.
Söll puede no tener la fama de Kitzbühel, pero comparte su zona de esquí. La Kitzbüheler Alpen AllStarCard abarca 10 zonas de esquí de Austria, incluyendo Kitzbühel y St Johann en el Tirol y la nueva zona de Ski Jewel de Alpbachtal y Wildschönau; en total, más de 1.000 km de pistas. Justo en el centro de todo ese terreno se encuentra Söll. La ciudad en sí tiene un animado ambiente post esquí, pero se necesita un coche o utilizar el bus para llegar a las pistas, que están a alrededor de 1 km de distancia del centro.
2. Montgenèvre, Francia.
Al pensar en la Vía Láctea, los centros turísticos más obvios son Sestriere y Sauze d’Oulx, pero uno de los destinos más humildes en la zona de esquí italofrancesa es Montgenèvre, situado en el lado francés. Es ideal para familias y bueno para principiantes y esquiadores de nivel intermedio, con acceso a los 400 kilómetros de pista de la Vía Láctea.
3. La Tzoumaz, Suiza.
Verbier ocupa un lugar preponderante en la lista de las estaciones imprescindible de esquí, con 410 kilómetros de pistas, eficientes elevadores y un espectacular terreno alrededor de las pistas, pero el coste de esquiar allí puede ser absurdamente caro. Sin embargo, al pasar la cadena de Savoleyres, en la zona de esquí de los “Cuatro Valles”, se sigue teniendo acceso a la envidiable zona de esquí de Verbier, con la ventaja de los precios de La Tzoumaz (además de multitud de pistas libres de aglomeraciones y con orientación norte).
4. Avajan, Pirineos franceses.
Los Pirineos franceses siempre han languidecido a la sombra de los Alpes, pero en ellos se encuentran pequeños pueblos con restaurantes tradicionales (con una buena relación calidad-precio) y un montón de nieve en la que esquían, principalmente, turistas franceses y españoles. L’Ancienne Poste en Avajan (ancienneposteavajan.com) se encuentra a 10 minutos en coche de tres estaciones: Peyragudes, St Lary y Piau Engaly, justo en el límite del Parque Nacional de los Pirineos.
5. St Martin de Belleville, Francia.
St Martin se encuentra en la estación de esquí de los Tres Valles (Méribel, Courchevel y Val Thorens), pero debido a que no se encuentra justo en el centro de Méribel, se encontrarán precios muy razonables por un alojamiento bastante excepcional sin dejar de disfrutar de 600 km de pistas de esquí.
6. Hochfügen, Austria.
Cuando se trata de esquiar en la región de Zillertal, la opción obvia es Mayrhofen, con un terreno inmenso y un fabuloso ambiente post esquí. Cuenta con 671 kilómetros de pistas y el hecho de que incluya el glaciar de Hintertux prácticamente garantiza nieve durante toda la temporada. Sin embargo, se puede tener acceso a todo eso por menos dinero alojándose en Hochfügen. El complejo en sí tiene 38 remontes, además de un autobús gratuito para desplazarse a otras áreas con el mismo pase.
7. Les Houches, Francia.
Si pensamos en el esquí alpino en su versión más extrema sólo hay un lugar a donde ir: Chamonix. Sin embargo, el valle de Chamonix alberga una serie de pequeños pueblos, cada uno con su propio complejo. Si queremos una garantía de remontes abiertos en un día de nieve, junto con un ambiente local y unos precios acorde, debemos dirigirnos a Les Houches, en el fondo del valle.
8. Andermatt, Suiza.
Andermatt está a muy poca distancia de los complejos suizos de renombre, incluyendo Saas Fee, Zermatt y Verbier. Pero es uno de los centros turísticos más baratos de Suiza y es difícil entender por qué se ha mantenido relativamente fuera del radar durante tanto tiempo. Con una elevación por encima de los 2.963 metros y pendientes orientadas al norte con nieve segura y sin uso durante varios días, es una gran opción para los esquiadores confiados que buscan alejarse de las multitudes.
9. Jay Peak, Vermont, EE.UU.
Los centros turísticos de la Costa Este de los Estados Unidos languidecen al lado de las Montañas Rocosas, a pesar de haber tenido una temporada muy buena el año pasado, mientras las estaciones occidentales sufrieron. Además, los famosos nombres de Killington y Stowe suelen dominar. Sin embargo, en los últimos cuatro años, Jay Peak (jaypeakresort.com) invirtió 200 millones de dólares en infraestructuras, nieve artificial y otras instalaciones, transformándose en una competencia de primera como destino de esquí para el 2013 en los EE.UU. Y como está a una distancia razonable en coche de Boston, los precios tienden a ser más bajos que la mayoría. Merece la pena; con su caída de nieve anual de unos 700 cm es, sin duda, la estación con más nieve de la Costa Este.
10. Ogden, Utah, EE.UU.
Si estamos pensando en esquiar en los Estados Unidos, la mejor opción es Utah, pero en vez de dirigirse a Park City, probar en Ogden (visitogden.com), un lugar que debería estar en la lista de destinos increíbles de todos los esquiadores. Está cerca del aeropuerto de Salt Lake City y a 20 minutos en coche del hotel nos encontraremos en Snowbasin, en Wolf Creek o en Powder Mountain; esta última con 7.000 hectáreas de terreno esquiable y un servicio asequible de catskiing. Fuente: The Guardian Travel

Relacionado con estaciones de esquí baratas: