1 día en Dubrovnik ¿Qué ver y dónde ir?

Visita de un día a Dubrovnik

Conocida como la perla del Adriático, Dubrovnik es una de las ciudades costeras de la nueva Croacia convertida en uno de los principales destinos turísticos frecuentados por Cruceros, especialmente en los meses de verano en rutas y circuitos del mediterráneo e Islas Griegas.

Declarada Patrimonio de la Humanidad y formando parte de uno de los 7 Patrimonios de la Humanidad de Croacia, es un lugar único dónde se puede disfrutar de aguas cristalinas, fondos marinos naturales, actividades acúaticas, historia de una ciudad amurallada y… un largo etcétera.

Qué ver en 1 día en Dubrovnik

Photo by Sorin Cicos on Unsplash

Pero… ¿Qué hacer en Dubrovnik si solo estamos un día?

A nosotros nos sucedió esto, íbamos en un crucero y sólo estábamos en Ragusa (nombre de la ciudad) unas horas, desde las 8:00 hasta las 18:00, así que debíamos disfrutarla al máximo en tan solo 12 horas. ¿Lo conseguimos? ¡¡Si!! ¿Cómo nos organizamos el día en Dubrovnik?

Bajamos del barco cerca de las 9:00 de la mañana y, en el mismo puerto de Dubrovnik, en el muelle había taxis y autobuses. Nosotros éramos 6, así que decidimos coger 2 taxis (siempre regateando y cerrando el precio antes de subir) por 10€. Este taxi nos llevó a la zona de la muralla y, quedamos con el a las 17:00 para que volviese a por nosotros y nos llevase al puerto. Así fue, cómodo, fresco (hace mucho calor, nosotros viajamos en agosto) y tranquilo.

Llegamos a la muralla, dimos un paseo por fuera, recorrimos las callecitas con encanto y luego entramos en la zona de la muralla, era increíble. La iglesia es enorme, gigante y queda como en el centro de una plaza. Dentro de la muralla hay muchísimas tiendas, souvenirs y atractivos turísticos.

Uno de los puntos clave de Dubrovnik son los helados… ¡¡deliciosos!! Lo que hicimos fue recorrer la muralla. Cuándo subimos a la zona de arriba encontramos un bar, escondido cerca de otra iglesia y dónde nos sirvieron cerveza croata y, el premio no fue nada escandaloso. No se si fueron alrededor de 3-4€ cada consumición y, tenía Wi-fi, así que pudimos comunicarnos.

Seguimos caminando y disfrutando de los paisajes, las vistas, el verde de fondo y la naturaleza mientras pasábamos por calles estrechas y veíamos parte de la cultura de una ciudad amurallada. Tras 2-3 horas disfrutando de la zona más turística decidimos salir e ir a una de la calas que nos habían recomendado.

Todo el mundo a quien le dijimos que íbamos a Dubrovnik nos hablaba de los helados y de las playas y calas… así que como el helado ya lo había tomado, la cultura y zona turística ya nos la habíamos empapado… ahora tocaba playa, agua, mar y... ¡¡Adriático!!

Al salir de la muralla hay un puerto pequeño, dónde hay muchos barcos de recreo y “barco Taxis” que por un módico precio te llevan y te traen de distintas calas. Contratamos un barco que nos llevó a una calita, no recuerdo muy bien el precio, pero creo recordar que fueron 60€ ida y vuelta los 6.

Llegamos a la cala, un lugar especial ya que antes era una playa privada de un hotel de lujo pero, tras la guerra y crisis del país el hotel quedó abandonado en un paraíso. Nosotros estuvimos el resto del día ahí. Cerca había un bar (no os lo recomendamos), era el único sitio de comida cerca de esa cala, pero os recomiendo coger bocadillos antes de ir a una cala o playa… ahí si que nos engañaron (o como dicen algunos… robaron) con los precios. Fue carísimo. 6 bocadillos tipo césar (pechuga de pollo, lechuga, tomate…) y 8 – 10 consumiciones, más un par de botellas de agua… más de 100€. Pero bueno, es lo que se paga por ir a un chiringuito de playa, en una cala apartada del mundo, en Croacia y disfrutando del paisaje más natural.

Estuvimos bañándonos, vimos estrellas de mar, el agua estaba fría y más salada que en el mediterráneo  El fondo era increíble. Llegaron unas chicas que tenían gafas de bucear y colchoneta y nos dejaron las gafas y, de verdad… lo recomiendo, aunque sean unas pequeñas de piscina… ¡¡A Dubrovnik hay que llevar gafas para el agua!! No hubiésemos salido nunca del ahí… erizos, estrellas de mar, esponjas y algas increíbles… ¿Y tumbarse en una colchoneta, en mitad del mar y solo oír pajaritos y sentir el rugir de la corriente contra las rocas? ¡¡No tiene precio!!

En principio íbamos a salir antes de la playa pero se estaba tan bien que decidimos quedarnos. Nos recomendaron subir en un telesférico para ver desde la parte más alta toda la ciudad croata. Supongo que es increíble, pero si es un viaje de relax… yo recomiendo este tipo de plan.

Antes de coger el barco y ya bastante quemados del sol, nos fuimos a tomar un refresco. Estuvimos un rato y volvimos hacia la muralla dónde nos esperaba un helado típico de Dubrovnik antes de coger el taxi. Los precios de los helados dentro de la muralla son algo más altos, pero tampoco caros… Alrededor de 2,5€ un helado de dos sabores… siempre (igual que aquí) dependerá del tamaño. Y… ¡¡Vuelta al barco!!

Consejos para pasar un dia en Dubrovnik: (Agosto)

  • Ropa muy cómoda y, el calzado que mejor nos vino fueron los escarpines. 
  • Toalla de playa (llevábamos esas de Decathlon pequeñas que no pesan nada. 
  • Protector solar, ¡importantísimo! El sol pica mucho mucho. 
  • Agua mineral en la mochila. Se pasa mucho calor. 
  • Regatear el precio de los taxis, barcos… siempre ponen precios altos para picar al turista
  • O llevar bocatas o preguntar precios antes de pedir comida en un chiringuito de playa

¿Qué ver en Dubrovnik?

  • Catedral de Dubrovnik, Catedral de la Asunción de la Virgen María. Es increíble y la plaza también. Nosotros fue allí mismo donde nos tomamos la cerveza croata y dónde nos facilitaron Wi-fi.
  • Iglesia de San Blas. No es necesario entrar, simplemente por fuera es preciosa. 
  • Muralla (Siglo XIII) y casco antiguo de Dubrovnik. (Stari Grad)
  • Puerta de Pile, acceso de la ciudad nueva a la ciudad vieja. 
  • Teleférico: 12€. Nosotros no subimos, dicen que merece la pena pero, a nosotros desde abajo nos pareció increíble. 

Enlaces relacionados con