¿Sabes cómo hacer los ejercicios de Kegel?

Para que los ejercicios Kegel sean eficaces, deben hacerse correctamente.

Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del suelo pélvico, que son los responsables de sostener la vejiga y otros órganos pélvicos.
Pueden ayudar a prevenir, tratar y/o mejorar la incontinencia urinaria de esfuerzo. 
¿Sabes cómo hacer los ejercicios de Kegel de forma correcta?
 

¿Cómo identificar los músculos correctos?

Es importante utilizar los músculos correctos, o los ejercicios de Kegel no serán eficaces. Con los ejercicios de Kegel se deben contraer y relajar los músculos del suelo pélvico

La mejor manera de saber si se están contrayendo los músculos correctos, y se está haciendo un ejercicio Kegel eficaz, consiste en insertar un dedo en la vagina

Si se se siente la contracción de las paredes de la vagina alrededor del dedo cuando se contraen los músculos del suelo pélvico, es que se está utilizando los músculos correctos.

 

Hay que ejercitar los músculos del suelo pélvico de forma regular.

Al igual que cualquier otro grupo muscular, los músculos del suelo pélvico necesitan fortalecerse de forma regular y progresiva para que se hagan más fuertes.
Hay varias formas de hacer los ejercicios de Kegel, pero se recomienda contraer los músculos del suelo pélvico contando hasta 5, y después relajarlos lentamente contando nuevamente hasta 5. Comienza haciendo 10 repeticiones, cuatro veces al día.
Aumentar progresivamente a 15 repeticiones, y luego a 20 repeticiones cuatro veces al día, con la meta de llegar a alcanzar 80 ejercicios de Kegel al día.
Una forma sencilla de incorporar los ejercicios de Kegel a la rutina diaria, sería hacer una serie de ejercicios de Kegel en el desayuno, otra en el almuerzo, otra en la cena y otras a la hora de acostarse. Se pueden hacer acostada, sentada o de pie.
 

Se necesitan entre 6 semanas a 3 meses para ver resultados.

Muchas mujeres dejan de hacer los ejercicios de Kegel porque no ven un gran resultado a corto plazo. Lo importante es hacerlo correctamente y de forma regular. 
 

¿Por qué es importante hacer los ejercicios de Kegel?

Hay muchos factores que pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, como el embarazo, el parto, la cirugía, el envejecimiento y el sobrepeso.
Los ejercicios de Kegel pueden ser beneficiosos cuando: 

• Existen fugas de orina al estornudar, reír o toser.

• Se sufre de incontinencia urinaria o fecal.

• Durante el embarazo o después del parto ayudan a prevenir la incontinencia urinaria.

• Como terapia sexual en el caso mujeres que tienen dificultad persistente para alcanzar el orgasmo o quieren mejorar sus relaciones sexuales.

 

 
Seguir leyendo: 

Añadir Comentario

Subscribe!