Cirugía preventiva para el cáncer de ovario

Cirugía preventiva para el cáncer de ovario

Las mujeres portadoras de mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2 tienen un aumento significativo en el riesgo de cáncer de mama y de ovario en comparación con la población general. 


En estos casos muchas mujeres optan por realizarse una salpingo-ooforectomía laparoscópica bilateral preventiva, una cirugía que puede disminuir el riesgo de aparición de cáncer de ovario en casi un 95%.

¿Qué es una salpingo-ooforectomía laparoscópica bilateral?

Una salpingo-ooforectomía laparoscópica bilateral es la extirpación quirúrgica de las dos trompas de Falopio y de los dos ovarios.

Esta cirugía se realiza para tratar:

  • el cáncer de ovario u otros cánceres ginecológicos.
  • la infección causada por la enfermedad pélvica inflamatoria. 
  • la eliminación de uno o ambos ovarios se puede utilizar para tratar la endometriosis.
  • embarazo ectópico.

¿Cómo se realiza una salpingo-ooforectomía laparoscópica bilateral?


Este tipo de cirugía se realiza bajo anestesia general o regional dependiendo del tipo de procedimiento. 
En una salpingo-ooforectomía mediante laparoscopia, el cirujano:
  • Hace unas pequeñas incisiones en la pared abdominal justo debajo del ombligo. 
  • A través de estas incisiones introduce el laparoscopio, un tubo fino que contiene una pequeña lente que lleva conectada una cámara y una fuente de luz. 

Mediante la cámara, el cirujano puede ver la cavidad abdominal y separar los ovarios y las trompas de Falopio para extraerlos. Con el laparoscopio, se suele utilizar la anestesia regional, y la recuperación suele ser más rápida. Si no hay complicaciones, la paciente puede abandonar el hospital en uno o dos días.

En una salpingo-ooforectomía abierta, el cirujano:

  • realiza una incisión de unos 10-15 cm de largo en el abdomen. Normalmente en horizontal, para que la cicatriz sea menos visible, aunque algunos cirujanos prefieren la incisión vertical, ya que proporciona una visibilidad mayor. 

La principal desventaja de la salpingooforectomía abdominal es puede producirse un mayor sangrado, que el procedimiento es más doloroso que una operación laparoscópica y el período de recuperación más largo. Una mujer necesitará permanecer en el hospital entre 2 a 5 días, y tardará de 3 a 6 semanas para regresar a sus actividades normales.


¿Qué efectos secundarios tiene este tipo de cirugía?

La salpingo-ooforectomía no suele llevar asociadas complicaciones graves. Aunque poco probables, puede aparecer obstrucciones del intestino delgado o lesiones del uréter a nivel del ligamento suspensorio del ovario.
A largo plazo, una  salpingo-ooforectomía tiene consecuencias derivadas principalmente de los efectos hormonales de la cirugía. Se produce lo que se conoce como menopausia quirúrgica. La menopausia quirúrgica se acompaña de un inicio más repentino y severo de los síntomas que en la menopausia natural.

Además del agravamiento de los síntomas de la menopausia, las mujeres que pierden ambos ovarios pierden la protección de las hormonas contra enfermedades del corazón y osteoporosis.

Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!