¿Un nuevo impuesto para evitar el consumo de refrescos?

Una lata de gaseosa contiene cerca de 40 gramos de azúcar, lo equivalente a 10 cucharaditas.

La OMS propone que todos los países introduzcan un impuesto a las bebidas azucaradas como una forma efectiva de frenar el aumento de la tasa de obesidad, especialmente en los niños.

Se recomienda reducir el consumo de azúcar a menos de 12 cucharaditas al día, aunque cuanto menos mucho mejor para la salud.

Nuevo impuesto para reducir el consumo de refrescos

 

La obesidad es un factor importante que contribuyente a la diabetes, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud prevenibles que matan a millones de personas cada año, especialmente entre los niños y en los países en desarrollo.

 

Nadie necesita azúcar en su dieta.

La OMS ha publicado una guía en la que establece algunas directrices importantes relacionadas con el consumo de azúcar como la necesidad de restringir la ingesta de azúcares a un máximo del 10% de nuestras necesidades de energía, preferiblemente de 5%.

El consumo de azúcares es un factor importante en el aumento global de personas que sufren de obesidad y diabetes. 

Es importante frenar la actual crisis mundial de obesidad y sobrepeso, para esto la OMS propone que los gobiernos de todos los países incluyan un impuesto del 20% o más en las bebidas azucaradas. Este impuesto podría suponer una reducción de las ventas y por tanto en el consumo de bebidas azucaradas. 

Otra medida fiscal que también propone la OMS es la de subvencionar los precios de frutas y verduras frescas en un 10-30%.

 

Seguir leyendo: 

Por qué no deberíamos abusar de los refrescos

Las bebidas light engordan

Refrescos y mayor riesgo de ictus

Añadir Comentario

Subscribe!