Las bebidas light engordan

Los edulcorantes artificiales de las bebidas light “confunden” al cerebro.

El consumo de bebidas endulzadas artificialmente se ha relacionado con la obesidad, y se ha planteado la hipótesis de que la exposición regular a edulcorantes no nutritivos, como la sacarina, podría estar asociada a una reducción de la regulación energética.
El sistema de recompensa del cerebro juega un papel importante en la modulación de la ingesta de energía. Los autores de este nuevo estudio plantearon que el uso habitual de edulcorante artificial (consumo de refrescos de dieta o light) podría estar relacionado con la alteración del procesamiento de la recompensa sabor dulce en el cerebro.

Ésto desencadenaría que se consumiesen más cantidad de estas bebidas light, lo que podría acabar provocando obesidad.

¿Engordan las bebidas light?

 

Porqué no debemos abusar de las bebidas light.

Para examinar esta hipótesis se analizó la respuesta del cerebro, mediante resonancia magnética funcional, después de un ayuno de 12 horas a la sacarosa (edulcorante nutritivo) y a la sacarina (edulcorante no nutritivo) a 12 consumidores regulares (al menos una vez al día) de bebidas light y a otros 12 consumidores de gaseosas no dietéticas.

Los resultados mostraron que:
  • Los bebedores de bebidas dietéticas mostraron una mayor activación frente al sabor dulce en el cerebro medio dopaminérgico y en la amígdala derecha.
  • La sacarina provocó una mayor respuesta en la corteza orbitofrontal derecha que la sacarosa en los consumidores de refrescos no dietéticos.
  • No hubo diferencia en la respuesta de resonancia magnética funcional para el edulcorante nutritivo o no nutritivo para los bebedores de refrescos de dieta.
  • Dentro de los bebedores refrescos de dieta, se observó una asociación negativa entre la activación del núcleo caudado derecho y la cantidad de bebidas light consumidas a la semana. Es decir, cuantas más cantidad de refrescos light se consumían menor era la activación de esta parte del cerebro.

 

Alteración en el sistema de recompensa del cerebro.

Estos hallazgos sugieren que hay alteraciones en el procesamiento de recompensa de sabor dulce en individuos que consumen regularmente refrescos light, y esto se asocia con el grado de consumo.

En el caso de los consumidores habituales de bebidas light hay una activación más generalizada de las áreas de recompensa, independientemente de si es la bebida es light o no, ya que el consumo regular de bebidas light impide que el cerebro calibre de forma fiable cuánta energía estamos consumiendo. Lo que provoca que se consuma más cantidad.
Las bebidas light engordan
 
Green E y Murphy C. Physiology & Behaviour (2012). Más información.
 
 
Seguir leyendo: 

Sin Respuestas

Añadir Comentario

Subscribe!