¿Cómo afecta el frío a tu salud?

Tu sistema inmunológico, la piel y el corazón pueden estar en riesgo

Cuanto más bajan las temperaturas en invierno, más problemas de salud relacionados con el clima aparecen. 

Te vamos a contar qué aspectos de tu salud puede ser más vulnerable este invierno, y qué puedes hacer para evitarlo.

  • Sistema inmunológico

El clima frío provoca un menor suministro de sangre a las extremidades para poder garantizar el calor corporal en las zonas “importantes” del cuerpo el torso (corazón) y la cabeza (cerebro). Esta reducción en el flujo sanguíneo significa que hay menos glóbulos blancos disponibles para combatir las enfermedades

Los resfriados y la gripe no son causados ​​por el frío, sino que son causados ​​por infecciones virales de las vías respiratorias superiores. Suelen ser más frecuentes en los meses de invierno porque pasamos más tiempo en lugares cerrados, como en tiendas, centros comerciales y restaurantes, en estrecho contacto con otras personas, lo que nos hace más propensos a los contagios.

El frío afecta a nuestro sistema inmune

Vacunarse contra la gripe y lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón pueden ayudarte a evitar que enfermes.

Un consejo: Si tienes que toser o estornudar, intenta hacerlo en la zona del pliegue del codo de su codo, no en sobre las manos. Así evitarás propagar más virus

  • Corazón

Durante los meses de invierno aumenta la frecuencia de los ataques cardíacos, especialmente en aquellas personas que ya tienen algún problema de salud y en personas mayores.

El frío actúa como un vasoconstrictor, es decir se reduce el paso de la sangre a través de los vasos sanguíneos, lo que provoca un aumento de la presión arterial. Ésto hace que el corazón trabaje más, y en general que todo el cuerpo tenga que trabajar más duro para generar calor adicional cuando hace frío.

  • Piel

El aire seco del invierno puede reducir la humedad de la piel, haciendo que esté más seca.

¿Qué puedes hacer? Usar una crema hidratante con una base de aceite para bloquear la evaporación y ducharte con agua tibia (nunca con agua muy caliente) pueden ayudar a rehidratar tu piel y a evitar que se seque más.

  • Temperatura corporal

Es importante tener en cuenta las señales que nuestro cuerpo nos envía sobre cómo está manejando el frío.

Nuestro cuerpo nos hará saber que estamos sufriendo hipotermia con algunas señales de advertencia como temblores, extremidades entumecidas y torpeza. La respuesta debe ser calentar, poner más ropa o simplemente ir a algún lugar para evitar la caída en la temperatura corporal

Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de hipotermia, ya que pierden calor muy rápidamente.

5 Consejos para para combatir el frío

frio-salud

Además de encender la estufa, te vamos a contar algunos principios básicos para que aprendas a lidiar eficazmente contra el frío.Un poco de conocimiento, planificación y buen equipo le permitirá defenderte mejor del frío.

1. Mantén siempre la cabeza cubierta

¿Sabías que se puede perder entre un 40-45% del calor corporal por la cabeza? También podemos perder mucho calor a través del cuello, la muñeca y los tobillos desprotegidos.

La cabeza recibe una gran cantidad de flujo de sangre y además tiene muy poca grasa para el aislamiento. Por lo que con un buen aislamiento en la cabeza y el cuello se consigue mantener mejor el calor corporal.

2. Usa muchas capas de ropa 

Vestirse con varias capas de ropa más delgada proporciona un mejor aislamiento al frío que una sola capa gruesa. De esta forma conseguimos mantenernos calientes porque el aire (que funciona como aislante) queda atrapado entre las capas de ropa.

A diferencia de la lana, el paño o el poliester, el algodón no proporcionará ninguna calidez, sobre todo si te mojas por la lluvia o la nieve. Trata de evitar usar algodón si sabe que va a hacer frío. 

3. Usa zapatos apropiados

Ésto es algo esencial. El suelo va a estar más frío que el aire, y si sus zapatos tienen suelas delgadas o están mojados por el agua, perderás una gran cantidad de calor corporal a través de los pies.

4. Bebidas calientes

Son una gran forma de combatir el frío, pero evita el alcohol y la cafeína porque realmente tendrán el efecto contrario y te harán perder calor más rápidamente.

Tanto el café como el alcohol aumentan el flujo de sangre a las extremidades, así que aunque podemos tener la sensación de que tenemos menos frío, después de un tiempo el efecto es el contrario. 

5. Aliméntate bien

Una de las mejores maneras de mantenerse caliente en un clima frío es mediante la comida. En los meses más fríos del año, los guisos y las sopas pueden ser muy útiles. 

 

Seguir leyendo:

Añadir Comentario

Subscribe!