¿Qué problemas pueden causar los tratamientos para el cáncer de próstata?

Debido a que la próstata está cerca de varias estructuras vitales, algunos de los tratamientos para el cáncer de próstata pueden afectar a la función urinaria, a la intestinal y a la sexual

¿Qué problemas pueden causar los tratamientos para el cáncer de próstata?
  • Problemas urinarios. En una persona sana, los esfínteres urinarios permanecen completamente cerrados, evitando que la orina que se almacena en la vejiga se escape. Durante la micción, los esfínteres se relajan y la orina fluye desde la vejiga a través de la uretra. En ocasiones, tras una prostatectomía (extirpación quirúrgica de la próstata) o la radioterapia se producen lesiones el esfínter situado en la base de la vejiga, lo que puede producir algún grado de incontinencia urinaria o fugas.
  • Problemas intestinales. La radioterapia, o raramente la cirugía, puede causar daños en el esfínter del ano y problemas en el intestino, incluyendo sangrado rectal o diarrea.
  • Problemas sexuales. Si los nervios eréctiles son dañados durante la prostatectomía, la función erectil puede verse afectada, aunque el deseo sexual no se ve afectado. La radioterapia también puede provocar disfunción eréctil, aunque este proceso por lo general se produce más lentamente con el tiempo.
  • Fertilidad. En alrededor del 10% de los hombres con cáncer de próstata, el cáncer se ha propagado a las vesículas seminales. Si esto ocurre, las vesículas seminales se eliminan durante la prostatectomía por lo que los hombres se vuelven estériles.

Pese a todos estos problemas, las técnicas modernas de cirugía con preservación de nervios, de radiación (radioterapia de intensidad modulada, dispositivos de posicionamiento, las tecnologías de conformación 3-D), y la colocación de las semillas (braquiterapia) se han desarrollado para tratar de minimizar todos estos efectos secundarios.  

 

Añadir Comentario