¿Cómo sé si mi hijo tiene piojos?

Cómo reconocer si mi hijo tiene piojos y liendres

Rascarse la cabeza de forma continua suele ser la primera señal que puede hacernos sospechar que un niño tiene piojos.

Como sé si mi hijo tiene piojos

¿Cómo saber si un niño tiene piojos?

La principal razón por la que se puede sospechar la presencia de piojos es el picor. El picor se debe a que los piojos se alimentan 6 veces al día, y la saliva que inyectan es irritante.

El momento más fácil para la inspección es después de lavarle la cabeza al niño, ya que el pelo es más manejable y los piojos se mueven peor con el pelo mojado.

  • Utiliza un par de guantes desechables.
  • Coloca una toalla blanca sobre los hombros del niño y siéntalo en un lugar con mucha luz.
  • Separa el pelo en pequeñas secciones.
  • Explora toda la cabeza de forma metódica. Comienza por la base del cuello, detrás de las orejas, y luego a lo largo del frente, y en la coronilla.
 

¿Cómo se contagian los piojos?

Los piojos se propagan por el contacto de cabeza a cabeza, y también pueden transmitirse al compartir sábanas, sombreros, cepillos y otros accesorios del cabello.

No pueden volar ni saltar, pero pueden moverse rápidamente a través del pelo.

Su presencia no está relacionada con la suciedad ni con los malos hábitos de higiene, sino todo lo contrario, prefieren el pelo limpio para sujetarse mejor, alcanzar antes el cuero cabelludo y empezar a alimentarse.

Aunque los niños pueden contraer piojos de la cabeza en cualquier época del año, los brotes de pediculosis son muy típicos durante las vacaciones de verano.

Los piojos adultos evitan la luz, por eso se encuentran con mayor frecuencia en la zona de la nuca y detrás de las orejas.

 
 
Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario