Arquitectura bioclimática

Los elevados precios del petróleo junto con el creciente uso de todo tipo de utensilios eléctricos en las viviendas, calefacción, refrigeración nos lleva irremediablemente a la búsqueda de casas capaces de ahorrar energía. La construcción de casas energéticamente inteligentes es la respuesta de la denominada arquitectura bioclimática. Pero estas técnicas están adquiriendo desarrollos muy potentes que nos conducen a metas más ambiciosas.

Tradicionalmente el concepto de arquitectura bioclimática era muy sencillo: se trataba de aprovechar el clima y las condiciones del entorno con el fin de aprovechar las mejores condiciones de confort térmico en la vivienda, a partir fundamentalmente del diseño y los elementos arquitectónicos. Este concepto ha ido evolucionando hacia ideas capaces de responder a demandas energéticas y medioambientales, propiciando que se pueda hablar hoy de “arquitectura o construcción sostenible”. Avances como los de los materiales reutilizables, o la domótica se unen para alcanzar desarrollos realmente interesantes.

Por hablar en términos prácticos la utilización de estas técnicas permiten economizar entre el 50 y el 60% del consumo de combustible, de la energía convencional y de los sistemas de climatización. Asimismo, pueden contribuir a disminuir hasta un total del 25% en el gasto de agua y un 20% en iluminación.

Los nuevos materiales propuestos (ya en el mercado a través de empresas como Arklan Arquitectos, Biotectura…) consiguen altos índices de aislamiento térmico y acústico, resistencia al fuego, son reutilizables y renovables. Por otra parte está la rapidez del sistema de ejecución que permite integrar en un mismo proceso todos los elementos de la vivienda, desde el movimiento de tierras hasta la pintura, pasando por las estructuras o las instalaciones.

En un futuro próximo las perspectivas son todavía mejores, dado que se espera que la nanotecnología propiciará unos avances muy significativos tanto en nuevos materiales como en temas de medio ambiente y energía.

Los edificios para los próximos Juegos del Mediterráneo, que se celebrarán en la ciudad andaluza de Almería en el año 2005 han asumido los avances de la arquitectura bioclimática.

Enlaces: