Soluciones prácticas para reducir el estrés

Soluciones prácticas para reducir nuestros niveles de estrés

A veces, sólo pensar en embarcarse en un programa anti-estrés puede ser estresante. Es mejor empezar poco a poco, darse un tiempo para centrarse en soluciones prácticas que puedan ayudarnos a hacer frente a un solo obstáculo o una fuente de estrés en nuestra vida. 

El estrés laboral o emocional puede estar provocado por diferentes motivos. Una forma de dar solución al problema es localizar qué nos lo causa e intentar poner los medios a nuestro alcance para aliviarlo o eliminarlo.

Consejos aliviar estres

 

1. Llegar tarde

Llegar tarde es una posible fuente de estrés y para evitarlo debemos aplicar algunos principios de gestión del tiempo. Analizar nuestras prioridades diarias -es importante incluir tiempo de ocio o relax para nosotros mismos- y delegar o descartar las tareas innecesarias. Planificar cada día,  reservando tiempo para diferentes tareas, como escribir o llamar por teléfono.

Si somos demasiado optimistas en cuanto al tiempo de traslados, adjudicar siempre un extra de 15 minutos o más para llegar a tiempo a nuestro destino. Averiguar el motivo por el retraso.

¿Preocupación por el trabajo o un evento social? ¿Demasiadas tareas para un solo día?

2. Tendencia a enfadarse

La irritabilidad o tendencia a enfadarse es otro índice del estrés. Hay que evaluar posibles distorsiones cognitivas. ¿Estamos magnificando el problema, extrayendo conclusiones precipitadas o aplicando un razonamiento emocional? Debemos pararnos, respirar, reflexionar y elegir.

3. La inseguridad

La inseguridad puede provocar el estrés. Si no estamos seguros de nuestra capacidad para hacer algo lo importante es no intentar hacerlo solo.

Si el problema es el trabajo, habla con un compañero de trabajo o el superior. Escribir otras formas de obtener las respuestas o las habilidades que necesitamos. Recurrir a  Internet, CDs, libros o clases, por ejemplo, si necesitamos ayuda.

4. Sobrecarga de tareas

Sobrecarga de tareas es estresante y, en este caso, hay que liberarse de ciertas tareas. Por ejemplo, hacer la compra del supermercado por Internet, convocar una reunión familiar para estudiar quién puede hacerse cargo de ciertas tareas o pagar a los hijos (o hacer un trueque con ellos) para que realicen ciertas tareas. Analizar qué es verdaderamente esencial e importante para nosotros y qué podríamos dejar a un lado ahora mismo.

5. Malestar

El estrés puede causar tensión muscular y dolores que a su vez agudiza el estrés.

Probar con un masaje, un baño caliente, una mini relajación o un paseo. Prácticamente cualquier ejercicio -una caminata, una carrera rápida o correr subiendo y bajando escaleras- es útil. Hacer ejercicio regularmente libera tensión. Si se elige un ejercicio que nos gusta, hay más probabilidad de que logremos convertirlo en parte de nuestra rutina diaria o semanal.

6. El pesimismo

El pesimismo también agudiza el estrés mientras que el optimismo se traduce en una vida más alegre y, posiblemente, mejor salud. Alquilar películas divertidas y leer libros entretenidos.

Elaborar una lista mental de razones por las que debemos sentirnos agradecidos y pegarla en la nevera. Si la lista nos parece demasiado corta, debemos pensar en reforzar nuestra red social y añadir actividades de ocio, creativas o productivas a nuestra vida.

7. La soledad

La soledad no ayuda al estrés.

Es importante conectar con los demás. Incluso pequeñas conexiones -una breve conversación en la cola del supermercado, un intercambio de acontecimientos locales con un vecino, una pregunta a un compañero de trabajo o estudios- pueden ayudar a derretir el hielo en nuestro interior. Podemos practicar el voluntariado.

Asistir a reuniones comunitarias o religiosas. Invitar a un café a un conocido. Llamar a un amigo o familiar que echamos de menos. Anotarnos en una clase interesante. Si una fobia social, baja autoestima o depresión está frenando nuestros deseos de abrirnos, debemos buscar ayuda.

El mundo es más amable y maravilloso cuando compartimos sus placeres y cargas.

Lecturas relacionadas:

6 Respuestas

  1. Carmen 8 años ago
  2. Anónimo 8 años ago
  3. Anónimo 6 años ago
  4. isabe 2 años ago
  5. SARINARINA 😄 2 años ago
  6. 😄SARA 2 años ago

Responder a isabe Cancelar respuesta