8 Remedios naturales para eliminar la acumulación de cera en los oídos

El cerumen (o cera), es una sustancia natural secretada por las glándulas de nuestros oídos, que tiene propiedades protectoras, lubricantes y antibacterianas. A pesar de sus propiedades protectoras, un bloqueo o acumulación de cera en el canal auditivo puede causarnos problemas como dolor de oído, sensación incómoda en el oído, picor, pérdida temporal de la audición…

La acumulación de cerumen en el interior del canal auditivo ocurre debido principalmente a 3 causas:

  • 1.- La utilización de objetos como los bastoncillos de algodón, los tapones o los audífonos, que lo que hacen es empujar la cera más adentro, en lugar de retirarla, 
  • 2.- Una posible infección o inflamación en el oído
  • 3.- Sobreproducción de cera debido a deficiencias en omega-3, zinc y/o magnesio.

8 Remedios naturales para limpiar y eliminar la acumulación de cerumen en el canal auditivo:

1.- Agua Salada

El agua salada es la solución casera más sencilla por lo fácil y barato que es de preparar. Es ideal para reblandecer la cera acumulada en el interior del oído para que sea más fácil de expulsar.


Modo de empleo: 
(1) Mezclar una cucharada pequeña de sal en un vaso de agua hasta que la sal se disuelva por completo.
(2) Mojar un algodón en la solución
(3) Inclinando la cabeza hacia un lado presionar el algodón para dejar caer unas gotas de la solucion en el interior del oído y dejar que haga efecto durante unos minutos.
(4) Después inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución pueda salir.
(5)  Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

2.- Peróxido de Hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es un remedio muy efectivo para acabar con el cerumen acumulado gracias a su propiedad efervescente que le permite expulsar la cera fácilmente.

Modo de empleo: 
(1) Hacer una mezcla a partes iguales de peróxido de hidrógeno (3%) y agua.
(2) Rellenar un cuentagotas con la solución
(3) Inclinando la cabeza hacia un lado dejar caer unas gotas de la solucion en el interior del oído y dejar que haga efecto durante unos minutos.
(4) Después inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución pueda salir.
(5)  Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

3.- Aceite de bebé

El aceite de bebés funciona muy bien para reblandecer el cerumen y facilitar su expulsión.

Modo de empleo: 
(1) Rellenar un cuentagotas con el aceite de bebe
(2) Inclinando la cabeza hacia un lado dejar caer unas gotas del aceite de bebé en el interior del oído.
(3) Colocar un algodón en la entrada para evitar que el aceite se salga del interior y dejar que haga efecto durante unos minutos.
(4) Quitar el algodón e inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución pueda salir.
(5)  Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

4.- Agua caliente

El lavado de oídos con agua caliente también nos ayudara a eliminar el exceso de cerumen. La fuerza suave del agua despegará la cera haciendo más fácil su expulsión.

Modo de empleo: 
(1) Rellenar una jeringa de plástico con agua caliente.
(2) Inclinando la cabeza hacia un lado dejar caer un poco de agua caliente en el interior del oído.
(3) Dejar hacer efecto durante 1 minuto e inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución pueda salir.
(4) Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

5.- Aceite de oliva

Otra forma sencilla de acabar con el exceso de cera en el oído es con aceite de oliva. El aceite de oliva reblandecerá la cera haciendo más sencilla su expulsión, ademas de tener propiedades antisépticas ideales para reducir el riesgo de infección.

Modo de empleo: 
(1) Calentar un poco de aceite de oliva (solo calentar un poco).
(2) Utilizando un gotero e inclinando la cabeza hacia un lado, dejar caer 3-4 gotas de aceite de oliva caliente dentro del oído afectado.
(3) Dejar hacer efecto durante 10 minutos
(4) Inclinar la cabeza hacia el otro lado y usar bastoncillos para limpiar la parte exterior del oído y la cera reblandecida.



6.- Aceite de almendras

El aceite de almendras actúa como lubricante y suavizante haciendo que la expulsión de la cera del oído sea más fácil.

Modo de empleo: 
(1) Rellenar un cuentagotas con aceite de almendras
(2) Inclinando la cabeza hacia un lado dejar caer unas gotas en el interior del oído y dejar que haga efecto durante unos 10-15 minutos.
(3) Después inclinar la cabeza hacia el lado opuesto para que la solución pueda salir
(4)  Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

7.- Bicarbonato

El bicarbonato es ideal para suavizar y reblandecer la cera endurecida del oído haciendo más fácil su expulsión.

Modo de empleo: 
(1) Mezclar un cuarto de cucharada pequeña con bicarbonato con dos cucharadas pequeñas de agua
(2) Inclinando la cabeza hacia un lado y utilizando un cuentagotas, dejar caer unas gotas de la solución sobre la zona afectada.
(3) Dejar reposar durante 10 minutos y despues usar una jeringa de plástico para rociar agua caliente con suavidad en el interior del oído.
(4) Inclinar la cabeza hacia el otro lado para drenar el exceso de solucion restante además de la cera.
(5)  Limpiar la parte exterior del oído con una gasa o paño para quitar la cera reblandecida.

8.- Omega-3

Una de las causas más comunes del exceso de produccion de cerumen, es una deficiencia de ácidos grasos Omega-3. Incrementando la ingesta de alimentos ricos en Omega-3 ayudaremos a resolver el problema de la acumulación de cera en el oído.

El Omega-3 podemos tomarlo de dos formas:
(1) En forma de suplemento alimenticio (necesitaríamos acudir al doctor para conocer la dosis correcta para nosotros)
(2) Tomando alimentos ricos en omega-3 como las nueces, el aceite de hígado de bacalao, el aguacate, el salmón , las sardinas , la caballa , el atún…

Seguir leyendo

Añadir Comentario