Casas a la venta por tan solo 1€ en la campiña italiana

Los alcaldes de tres pueblos de Italia han decidido “regalar” las casas abandonadas como medida para frenar la despoblación y el declive que amenaza a sus comunidades. Algunas de las casas se entregarán a los que las soliciten por el precio simbólico de 1€ y otras de forma completamente gratuita, pero como todo en esta vida el acuerdo tiene su truco y es que aquellos que se hagan cargo de las viviendas deberán comprometerse a invertir 25.000€ en restaurarlas.

Pueblos abandonados, Italia

Se trata de casas que llevan años abandonadas y que, de seguir así, acabarán por desmoronarse muy pronto, de ahí la drástica medida de estos alcaldes que ya no saben qué más hacer para frenar su deterioro. No obstante, las viviendas se encuentran en unos emplazamientos fabulosos de la campiña italiana: zonas rurales realmente hermosas, libres de contaminación y ruidos y con unas vistas increíbles. Algunas ya han sido rehabilitadas y el resultado no sólo es asombroso y de una enorme belleza, sino que además, las propiedades se han revalorizado hasta un 300% con la renovación.

Los tres pueblos que han puesto en marcha la iniciativa son Gangi, en Sicilia; Carrega Ligure, en Piedmont; y Lecce nei Marsi, en Abruzzi.

Gangi, Sicilia

El alcalde de Gangi ha puesto a la venta hasta 100 casas por 1€ y otras las donará de forma gratuita. Todas ellas son casas “pagliarole”, edificaciones de piedra de unos 90m2 de superficie construidas allá por el 1800 y que constaban de dos plantas, una planta inferior en la que se alojaban los animales y otra superior en la que vivían las familias campesinas. Estas casas tienen dos entradas: una que da a la cima de la colina y otra por la parte inferior; lo habitual en las típicas “aldeas estilo colmena” de Sicilia, en las que las casas están construidas de forma ascendente, en diferentes capas, en la ladera de una colina.

Gangi, Sicilia, Italia

Carrega Ligure, Piedmont

Las casas a la venta en Carrera Ligure se encuentran en una zona de montaña y datan del siglo XI, por lo que su estado de conservación no es tan bueno como el de las de Gangi.

Estas casas, antiguos hogares de agricultores y pastores, se encuentran dispersas por cinco valles que discurren entre 11 distritos de montaña, a una altitud promedio de unos 1.600 metros. En general, son construcciones de dos plantas, de entre 40 y 70m2, con gruesos muros de piedra y ventanas pequeñas; y todas ellas cuentan con terreno alrededor. La zona vivió su época de mayor prosperidad en la Edad Media como centro de comercio a lo largo de las rutas de la sal y, posteriormente, monjes y ermitaños se desplazaron allí para meditar y construyeron sus monasterios. Y es que el lugar es extremadamente tranquilo y, según su alcalde, ideal para los que buscan paz, unas vistas increíbles y cero contaminación. Su principal inconveniente: las condiciones climáticas en invierno son muy duras.

Carrega Ligure, Piedmont, Italia

Lecce nei Marsi, Abruzzi

El alcalde de Lecce nei Marsi vende unas viviendas con pequeños jardines, antaño habitadas por pastores, ganaderos, mineros, leñadores e incluso bandidos; y que fueron abandonadas en 1915, tras un gran terremoto que asoló la región.

Su emplazamiento es más que idílico, ya que se encuentran situadas en el Parque Natural de Abruzzi, rodeadas de bosques de hayas con 600 años de antigüedad; una zona que pronto podría convertirse en Patrimonio Mundial de la UNESCO. 

Lecce nei Marsi, Abruzzi, Italia

Fuente: dailymail

Seguir leyendo:

 

6 Respuestas

  1. Nicole 2 años ago
  2. estudio arquitectura valencia 2 años ago
    • David Bonilla David Bonilla 2 años ago
  3. Telma 11 meses ago
  4. Alvaro paz 4 meses ago
  5. Oscar 3 meses ago

Añadir Comentario