No tienes miedo al futuro, tienes miedo a repetir los errores del pasado

No siempre es fácil salir de cama. A veces, si sabemos lo que el día tiene reservado para nosotros quisiéramos seguir durmiendo hasta que pasara la tormenta.

Pero todo el mundo, sin embargo, dice que debemos levantarnos llenos de energía y listos para comernos al día. Todo el mundo cree que la mejor manera de vivir la vida es despertar la motivación y el hambre para asumir lo que la vida nos tiene preparado.
 sabemos lo que queremos pero no vamos tras ello

Pero la verdad es que la vida a veces nos arroja mierda con tal consistencia que empezamos a sentirnos desgastados. Cansados. Como si tuviéramos que seguir durmiendo hasta que un día, por causalidad, nos despertáramos sintiéndonos felices y llenos de energía. 

Tal vez el objetivo es en realidad vivir la vida como el conejito de Duracell, encontrar la motivación y la voluntad de seguir adelante y mantenerse en movimiento. 

¿Pero por qué? Entendemos que para tener un futuro mejor tenemos que ser esos que saben lo que quieren y crear ese futuro. 

Pero por alguna razón no vamos tras él. Nos decimos a nosotros mismos que sólo necesitamos descansar un poco más. Sólo un par más de horas de sueño antes de que estemos listos. Y sin embargo nunca estamos listos. El agotamiento mental muchísimas veces -por no decir todas- se manifiesta en lo físico. No es que tu cuerpo esté cansado, es que tu mente está agotada y le está diciendo a tu cuerpo que estás cansad@. 

Otra vez, ¿por qué? 

Realmente sólo hay una buena teoría de por qué nos negamos a movernos hacia delante: Tenemos miedo de lo que el futuro nos tiene preparado. 

Tenemos miedo de no conseguir las cosas y que una vez más fracasemos. Estamos cansados porque tenemos miedo a nuestro futuro. Y tenemos miedo al futuro porque tenemos miedo de revivir nuestro pasado. 

Has perdido la fe en ti mism@ 

no crees en ti

Es totalmente comprensible que tengas miedo a repetir tus errores del pasado. Incluso si has aprendido de tus errores, aún sigues teniendo un poco de miedo de que la vida vuelva a ponerte en esa situación. 

Es increíble la cantidad de problemas a los que nos enfrentamos, y todos, aunque un poco diferentes, siguen siendo básicamente el mismo. 

Conseguimos un nuevo trabajo sólo para empezar a odiarlo. Nos enamoramos sólo para romper nuestro corazón -otra vez. Seguimos repitiendo nuestros hábitos porque nos reconfortan, y es esa comodidad la que hace más difícil empujarnos a nosotros mismos para salir de esa zona de confort. 

Sin embargo, cuando la vida nos incomoda, sentimos como si necesitáramos esa comodidad extra. Pero la peor parte es que tememos no poder empujarnos a nosotros mismos fuera de esa rutina en la que la extra-comodidad nos pone. 

Tememos que esto pueda ser la vida que vamos a tener que aceptar como nuestra. 

Pues bien, salgamos de ella. Porque cuanto más vives una vida que no te preocupas especialmente por vivir, más difícil se hace tirar de un@ mism@ y empujarse hacia el próximo capítulo de su vida. 

No estás sol@ en cómo te sientes, pero estás sol@ cuando se trata de salir uno mismo de esta mala racha. Nadie va a conseguir sacarte de aquí excepto tú. Tú eres tu propio problema. Y tu actual forma de pensar es lo que está haciendo que tu progreso sea tan difícil. 

Tienes miedo porque la realidad que has creado para ti no te permitirá ser feliz

miedo a repetir los errores del pasado

Algunas maneras de ver e interpretar el mundo te condenan a la miseria. Hay algunas maneras de vivir la vida que nunca te permitirán ser feliz porque la felicidad en sí misma no forma parte de esa realidad. 

La única manera de vivir una vida mejor es ver el mundo en una mejor luz. Tener esperanza. Creer en ti y en tus habilidades. Creer que las cosas acabarán saliendo bien, mientras te niegas a darte por vencido. 

Si cambias tu forma de ver el mundo, tu pasado no se repetirá en tu futuro. Así que cámbiala. Mírala. Céntrate en ella. Y hazlo.

Cuando finalmente lo consigues no querrás ni dormir porque tendrás miedo de perderte todo lo que el día tiene que ofrecerte. 

“Cuando un hombre sabe a dónde va, el mundo entero se aparta para darle paso”. 

Yo como siempre te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Seguir leyendo: 

9 Respuestas

  1. Andersson 12 meses ago
  2. Carlos fernandez malaspina 2 años ago
    • Andrea Méndez Andrea Méndez 2 años ago
  3. Feliuzz 2 años ago
    • andreamendez 2 años ago
  4. Unknown 2 años ago

Añadir Comentario