6 Consejos para un perfecto equilibrio entre trabajo y vida

6 Consejos para conseguir el equilibrio perfecto entre trabajo y vida personal

Oh, el tan difícil equilibrio. Muchos lo anhelan, sin embargo, pocos consiguen alcanzarlo. Estamos continuamente quemados, frustrados y seguimos corriendo en nuestras ruedas de hámster creyendo que algún día todo esto cambiará. 

equilibrio entre trabajo y vida personal

Como ya te habrás dado cuenta, esta estrategia no funciona. Quizá ahora sea el momento de guiarnos para encontrar la manera de conseguir equilibrio entre nuestro trabajo y el resto de nuestra vida.

Martin Bjergegaard, un empresario escandinavo dedicado a la autosuperación y la importancia de un equilibrio entre trabajo y vida ha desarrollado algunos consejos sobre cómo lograr este equilibrio en el mundo moderno.

Sus propias experiencias de vida le dan pasión y credibilidad en el cultivo de un equilibrio que casi cualquier persona puede poner en práctica ahora mismo. Echa un vistazo a sus 6 mejores consejos: 

“Seré el primero en admitirlo; No siempre he tenido un buen equilibrio entre mi trabajo y mi vida. Hace algún tiempo trabajé como consultor estratégico para una firma global de consultoría. Para mí, fue un infierno en la tierra. Una batalla eterna con la que sólo conseguía una noche decente de sueño, y pasar muy poco tiempo con la gente que quiero. 

Mi tiempo llegó a su fin cuando llegué a un punto en el que no dormía nada. Estábamos trabajando en Kuwait en aquel momento, en habitaciones de lujo, y recuerdo cómo caminaba por los pasillos durante toda la noche, intentado luchar contra la ansiedad y una desesperación creciente. Después de 3 días así, regresé a casa y dejé el trabajo. Todo el mundo me dijo que debería sentirme orgulloso. 

Un poco más tarde, en 2006, empecé mi propia empresa junto con 3 amigos. Actualmente tenemos 200 empleados en nuestras oficinas entre Londres, Berlín y Copenhague. Hemos invertido en alrededor de 150 nuevas empresas en todo el mundo, y establecemos espacios de co-working con cientos de empresarios. Todo esto mientras me tomo 6 semanas de vacaciones al año; viajando por el mundo con mi familia y amigos, y trabajando un promedio de 45 horas a la semana.

He aprendido que no es tan difícil conseguir un equilibrio entre tu trabajo y tu vida si simplemente aplicas unos sencillos consejos con coherencia”.

1. Elige una misión que te motive 

elige una misión que te guste para equilibrar tu vida

No importa si trabajas por cuenta propia cuenta o ajena, lo importante es que lo que hagas sea significativo para ti. ¿Por qué? Debido a una cuestión de energía. Nunca conseguirás un equilibrio entre trabajo y vida si estás desmotivado, frustado con tu trabajo o sientes que lo que haces es una pérdida de tiempo.

Cuando por fin llegas a casa se te ha drenado toda la energía. Si trabajas en algo que realmente te interesa lejos de quitarte energía te la dará y podrás ser más feliz y equilibrado en tu vida.

2. Álzate por ti mismo 

A menudo caemos en la trampa de complacer a todo el mundo que nos rodea. Es contraproducente ya que sólo va a hacernos infelices -comprometiendo con ello nuestra capacidad de ser valiosos para otros. Averigua lo que necesitas tú para convertirte en tu mejor versión.

“En mi caso tengo que hacer ejercicio 4-5 veces a la semana, practicar la meditación con regularidad, y a veces una siesta al medio día. Como podréis imaginar muchas personas a menudo tratan de alejarme de actividades que a mi tanto me satisfacen y tanto necesito -por ejemplo, mi hija quiere jugar conmigo en lugar de acompañarme al gimnasio- pero he aprendido a alzarme por mis necesidades, y no avergonzarme de ellas”, dice Bjergegaard.

3. Optimiza tu tiempo de flujo 

equilibrio entre trabajo y vida personal

(Definición de flujo: estado mental operativo en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso.) 

“Solía optimizar mis horas de trabajo, creyendo que así me acercaría más al éxito. Luego tuve la suerte de tener algunos buenos modelos que me enseñaron lo contrario; cuando estamos en un estado de flujo podemos ser hasta 10 veces más eficientes que cuando estamos semi-distraídos trabajando como mulas.

Hoy por hoy he diseñado mi día para que tenga la mayor oportunidad posible de gran cantidad de tiempo de flujo. Muy a menudo implica un paseo por el parque a medio día o algún otro tipo de refrescante descanso. En mi opinión, es irresponsable no tomar ese descanso cuando lo necesitas.

Del mismo modo, a menudo me aíslo por unas horas para proteger a mi estado de flujo -por ejemplo, trabajando algunas mañanas en casa”.

4. Haz una lista de hoy 

“N.R. Murthy, el fundador de Infosys, compartió su secreto para mantener el equilibrio entre trabajo y vida conmigo. Haz una lista de hoy. Tan simple como suena. Y es que yo también me he dado cuenta del gran potencial de esta pequeña herramienta”.

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a hacer larga listas de tareas pendientes que incluyen todo lo que hay que hacer, tanto en un futuro cercano como lejano. Esa lista está muy bien ya que libera nuestra mente de tener que recordar todo, pero a la vez es muy mala idea pasar demasiado tiempo junto a ella. Sólo te creará estrés y hará que te sientas abrumado. Y además puede hacerte perder la visión en los objetivos importantes.

Como Murphy, haz una lista cada mañana de 2-3 cosas que deseas conseguir tener hechas HOY. Sólo incluye actividades que son realmente importantes y que te llevarán a conseguir tus metas.

5. Nunca escribas o respondas a correos electrónicos emocionales 

equilibrio entre trabajo y vida personal

Es una gran pérdida de tiempo en la mayoría de los lugares de trabajo modernos: largos y emocionales correspondencias de correo electrónico.

Si alguien te envía un correo electrónico emocional nunca presiones responder. Llama la persona o queda con ella para charlar a la tarde. Habla del asunto en persona. Los correos electrónicos son una herramienta de comunicación muy mala cuando hay emociones involucradas. 

Algo que se podría solucionar con 10 minutos de conversación cara a cara explota debido a malos entendidos y malas interpretaciones, y mientras tanto eres testigo de cómo estás malgastando la mitad de tu día y energía en conflictos totalmente innecesarios. Si vas a pasar horas de tu vida tratando con este tipo de cosas es posible que tengas que preguntarte: ¿Estoy ganando sin perder?

6. Vete a casa. Simplemente eso 

“Tuve un jefe una vez que me dio un consejo que me ayudó mucho. Dijo algo del estilo de: “Vas a volver mañana, así que no termines tu día revisando todos tus correos electrónicos sin responder, limpiando tu escritorio o revisando la lista de tareas pendientes. En su lugar, simplemente levántate y sal por la puerta “.

Mi jefe era muy bueno en no obsesionarse con nada. Bailaba a su propio ritmo y era increíblemente feliz y alegre. Recorrió un largo camino para la creación de un ambiente saludable y productivo en la empresa.”

Martin Bjergegaard es emprendedor en serie, co-fundador de Pine Tribe y autor del libro Ganar sin Perder. 

Ver más:

One Response

  1. Kelvin St. Clair Mills 3 años ago

Añadir Comentario