Las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir

Una enfermera revela las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir

Es aterradora, pero la muerte también es inevitable. Lo único que podemos esperar es que cuando llegue ese momento estemos en paz con nosotros mismos y con la forma en la que hemos vivido la vida.
Las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir
Bronnie Ware es una enfermera de cuidados paliativos que compartió con sus pacientes las últimas semanas de sus vidas. Esta experiencia le ha servido para escribir un libro, Los 5 lamentos del moribundo, donde recoge varias historias y llega a la conclusión de que las cosas por las que nos lamentamos en el lecho de muerte se repiten en casi todos nosotros.

1. “Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mis principios, y no la vida que otros esperaban de mí”. 

Es el lamento más común. Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran para atrás se dan cuenta de cuántos sueños no han cumplido. La mayoría de gente no había ni cumplido la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las cosas que habían hecho, o las que nunca hicieron. 

Es muy importante intentar conseguir tus sueños durante el camino. Cuando pierdes la salud ya es demasiado tarde. La salud te da una libertad de las que muy pocos se dan cuenta, hasta que ya no la tienen. 

2. “Ojalá no hubiera trabajado tanto”. 

Las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir

Esto se lo dijo un hombre al que cuidaba. Dejó pasar la juventud de sus hijos y el compañerismo de su pareja. Pero muchas mujeres también se lamentaron por lo mismo, aunque la mayoría era de una generación anterior. Muchas de estas pacientes no habían sido el sustento de la familia. Eso sí, todos los hombres que cuidó lamentaban profundamente que hubieran dedicado tanto tiempo de su vida al trabajo. 

Simplificando tu estilo de vida y tomando decisiones conscientes en el camino es probable que no necesites los ingresos que piensas que necesitas. Y crear más espacio en tu vida te vuelve más feliz y más abierto a nuevas oportunidades, algo que se adapta a tu nuevo estilo de vida. 

3. Ojalá hubiese tenido el coraje de expresar más mis sentimientos. 

Las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir

Muchas personas reprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, tuvieron una existencia mediocre y nunca llegaron a ser todo lo podían ser. La amargura y el resentimiento también conducen a desarrollar enfermedades, que llevan a esto como resultado. 

No podemos controlar las reacciones de los demás. Pero sí la manera en la que nosotros reaccionamos. Hablar honestamente con esa persona plantea la relación en un nivel completamente nuevo y más sano. Nunca pierdas la oportunidad de decirle a esa persona todo lo que piensas. 

4. Ojalá hubiera tenido más contacto con mis amigos. 

A menudo no nos damos cuenta de los beneficios de tener viejos amigos hasta que morimos, le decían muchos de sus pacientes a Bronnie. Muchos de ellos habían quedado tan atrapados en sus vidas que habían dejado morir esas amistades doradas. Y estaban tan arrepentidos de no haber dado a sus amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían.

Es bastante común que dejemos un poco de lado nuestras amistades por el ritmo de vida que llevamos. Pero cuando tu muerte se acerca los detalles físicos de la vida desaparecen. A la gente no le interesa sus asuntos financieros. No es el dinero o el status lo que les preocupa. Lo que quieren es dejar todo en orden para las personas que aman. Y por lo general, están demasiado enfermos y cansados para llevar esta tarea a cabo. A fin de cuentas todo se reduce al amor y a las relaciones. Eso es todo lo que les queda al final del camino: amor y personas. 

5. Ojalá me hubiera permitido ser feliz. 

Las 5 cosas de las que más nos arrepentimos antes de morir

Esta es sorprendentemente común. Muchos no se dieron cuenta hasta el final que la felicidad es una elección. La llamada zona de confort que invadió sus emociones; el miedo al cambio que pretendían inspirar a los demás así como a ellos mismos que les hacía creer que eran felices...Todo ello cuando lo que realmente anhelaban era sonreír y tener la alegría de vivir de nuevo. 

Cuando estás en tu lecho de muerte, lo último que tienes en mente es lo que los demás pueden pensar de ti.

¡Qué maravilloso ser capaz de dejar ir y sonreír de nuevo mucho antes de que te estés muriendo! 

La vida es una elección. Es TU vida. Elige sabia, consciente y honestamente. Elige la felicidad. 
Bronnie Ware ahora es autora, facilitadora del crecimiento personal y ponente. Vive en Australia.

Seguir leyendo:

Sin Respuestas

Añadir Comentario