Programados

Los rituales son importantes a cualquier edad. Son necesarios para vivir bien y conseguir hacer las cosas. Si cada momento fuera nuevo y necesitaba que tomaras decisiones antes de saber si hacia falta actuar sobre ello la vida pasaría a ser mas complicada. Los cambios grandes requieren mucho pensamiento pero esto solo puede ocurrir con éxito cuando las cosas ordinarias están organizadas y dan un patrón de normalidad. Acabamos de llegar de unas vacaciones durante las cuales visitamos muchos sitios. Fue una experiencia nueva en un país que no habíamos visitado antes. Fuimos en un grupo con guía así que teníamos una rutina diaria y no teníamos que hacer nuestros propios planes. Volver a casa nos vino bien porque volvimos a una rutina más familiar.

Y cuando envejeces – por lo menos en mi experiencia – la vida llega a ser muy rutinaria. No estoy pensando en las cosas que hay que hacer, como limpiar la casa comprar la comida etc…sino mas en como me comporto. Como no tengo muchas cosas para hacer observo que soy bastante predecible tanto en las cosas que hago que en las cosas que digo. Reconozco que reacciono a situaciones y digo cosas sin tener que pensar mucho.

Por ejemplo, si pasa algo malo en las noticias digo ‘oh dear’. ¿Pero realmente que significa? Supongo que la exclamación de ‘oh’ esta bien pero ‘dear’ pertenece a una persona viviendo en los años 30 mas que una respuesta sensato que pertenece al vocabulario de hoy. Intentare dejar de decir ‘oh dear’ pero tengo muchas mas expresiones como esas las cuales oigo a mi mismo diciendo todo el rato – ¡tengo la intención de prestar mas atención a lo que digo y cuando lo digo!

Es bastante aburrido, tanto para los demás como para mí. Ha llovido poco durante el mes pasado y el jardín y la huerta han sufrido y creo que he dicho más de cien veces ‘ojala que llueva’ pero por lo menos ya no tengo que decir eso … porque lleva más de 24 horas lloviendo.

Quiero vivir espontáneamente y si pienso en mi mismo demasiado no puedo hacerlo. Pero intentare ser menos programado y más espontánea y quizás me sorprenda de vez en cuando y quizás a los demás también

Bryan