Sanos y guapos gracias a las granadas

En muchas culturas las granadas son el símbolo de la salud y la eterna juventud. Contienen mucha vitamina B, potasio, manganeso, ácido fólico, hierro, vitamina C, fibra, el poco común Omega-5 y muy pocas calorías. Las granadas tienen además propiedades antiinflamatorias, así que son una verdadera bendición para nuestra salud.

Un verdadero elixir de la naturaleza

Las granadas ayudan a prevenir las enfermedades del corazón, la presión arterial alta, el endurecimiento de las arterias y el exceso de colesterol. Son efectivas contra el estrés, los dolores articulares, la osteoporosis y los sofocos propios de la menopausia. Nos protegen de los resfriados y los virus. Pero eso no es todo, también son buenas para la piel y nos mantienen jóvenes.

Beneficios de la Granada

Las granadas refuerzan el sistema inmunológico

Las pepitas de granada y el zumo de granada son ricos en polifenoles y vitaminas antioxidantes, que protegen el cuerpo de los radicales libres, a la vez que estimulan el sistema inmunológico, por lo que ayudan a evitar la gripe y los resfriados.

Piel más bonita y menos celulitis gracias a las granadas

Las granadas promueven la regeneración de las células de la piel y los tejidos, aceleran la cicatrización de las heridas y mejoran la circulación sanguínea. La composición ideal de nutrientes que poseen el jugo y las pepitas de la granada también protege la piel de los daños ocasionados por las influencias ambientales, un exceso de sol y las manchas de la edad. El ácido linoleico que contiene la granada mejora el tono y la elasticidad de la piel, por lo que es muy eficaz contra las arrugas y la celulitis.

La granada reduce el estrés y ayuda a adelgazar

El consumo regular de zumo de granada ayuda incluso contra el estrés. Los diferentes nutrientes de la granada reducen el nivel de cortisona, la hormona del estrés. Tener demasiada cortisona en el cuerpo es una causa común de diversas enfermedades y de la obesidad. Las granadas no solo tienen muy pocas calorías, sino que además los ácidos grasos que contienen evitan la acumulación de grasa en la sangre.

La granada mejora la salud del corazón

Las granadas ayudan a bajar el colesterol malo, a normalizar la presión arterial y a reducir la arteriosclerosis. Reducen el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular e hipertensión arterial.

Sanar del modo más natural

Consulta Elixires

La granada contra los dolores en las articulaciones

La inflamación o degeneración del cartílago articular causa dolor y sensación de rigidez en las articulaciones. Las granadas poseen sustancias especiales que bloquean la destrucción de los cartílagos e inhiben la inflamación. De ese modo se evita que los cartílagos articulares sufran daños y se reduce la degeneración de las articulaciones. Esto es especialmente importante contra la artritis, la artrosis y los problemas en los discos intervertebrales y en las articulaciones.

La granada es muy buena para las mujeres durante la menopausia

Las granadas ayudan incluso contra los sofocos que padecen las mujeres durante la menopausia. Y son un arma infalible contra la osteoporosis, debido a que su alto contenido en manganeso y potasio apoya la conservación de la estructura ósea y evita la pérdida ósea de un modo natural .

Encuentra muchos más “elixires de la naturaleza” en el libro LOS ELIXIRES MÁGICOS y conviértete en tu mejor médico.

 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario