Aprende a respirar para mover tu energía

Durante el día estamos horas enteras trabajando, haciendo tareas de casa, ayudando a la familia… Estamos activos, pero no movemos las energías de nuestro cuerpo. La clave está en aprender a respirar para mover la energía.

Aprende a respirar para mover tu energía

Aprende a respirar para mover tu energía

La rutina es tan absorbente, que regalarnos a nosotras mismas unos minutos, para sentir cómo está nuestra energía y decidir qué es lo que necesitamos para nuestra mente y nuestro cuerpo físico, es un gran esfuerzo, pero necesario.

¿Qué hacer para mover la energía de nuestro cuerpo?

Lo único, que necesitamos para mover la energía del cuerpo es RESPIRAR. No tenéis que ir a ningún centro especial ni gastar dinero. Basta con respirar profundamente y conscientemente. Sus efectos son inmediatos y muy beneficiosos. Os voy a recordar unas lecciones, que me enseñó mi maestra de Yoga. La respiración tiene el proceso siguiente:

Aprende a respirar para mover tu energía

  1. El aire entra en las fosas nasales para iniciar el recorrido, que le permitirá transformarse en el sistema respiratorio de manera, que el oxígeno se integre en la sangre y sentirá las células, al tiempo que se deshace el dióxido de carbono.
  2. A nivel energético ocurre, que cada vez que inhalamos recibimos PRANA (energía vital) y cuando exhalamos liberamos APANA (energía de deshecho), es decir, aquello que no  nos sirve y tiene que ser expulsado. 

O daré unos consejos antes de empezar a hacer la respiración:

Piensa antes de respirar, que puedes usar las respiraciones para generar cualquier sensación, que necesites en ese momento, ya sea de calma, seguridad, nerviosismo, subir energía…

¿Hace cuánto tiempo, que no te detienes a observar cómo entra y sale aire por tu nariz?

Estás seguro que respiras por la nariz pausadamente? ¿O respiras rápido por la boca? No me extrañaría que tuvieras gases??

Aprende a respirar para mover tu energía

El hecho de respirar por la boca es muy común. Respirar por la boca es malo para la salud. Peor aún, es una gran fuga de energía. 

Presta atención mientras trabajas, viajas, comes o antes de dormir y fíjate cómo respiras.

Una vez que ya sabes cómo respiras, quiero que experimentes la profundidad de tu inhalación de aire y exhalación. Es para que conozcas tu capacidad respiratoria. 

Aprende a respirar para mover tu energía

Respiración correcta paso a paso

  1. Antes de nada, suelta cuello, mandíbula, trapecio. Haz unos movimientos para soltar toda esta zona, ponte boca abajo y suelta los brazos, hombros y cabeza. Déjate llevar por la energía.
  2. Busca una postura cómoda: siéntate en una silla o sillón, en la que tengas la espalda recta, las piernas sin cruzar y las manos apoyadas en los muslos, con las palmas hacia arriba.
  3. Empieza a respirar profundamente, llenando tus pulmones. La respiración lenta y profunda al exhalar y al expirar.
  4. Pasos de la respiración: inspira lentamente por la nariz en 4 tiempos, retén la respiración 3 segundos y empieza a expirar todo el aire por la boca, en 4 tiempos.
  5. Hay 3 tipos de respiración: enviando el aire al cerebro o al estómago o al abdomen:
    1. Cerebro: se hace sentado en una silla. Debes visualizar el aire entrando por la nariz y subiendo en 4 tiempos al cerebro. Retén 3 segundos y visualiza como sale otra vez por la boca.
      Aprende a respirar para mover tu energía
    2. Pulmones: se hace sentado en una silla, las manos sobre las costillas y el abdomen contraído. Se inspira por la nariz en 4 tiempos, se lleva el aire a los pulmones, sintiendo como se ensanchan las costillas. Se retiene el aire 3 segundos y sale por el mismo camino, exhalando por la boca.
    3. Abdominal o diafragmática: se hace tumbado. Se inhala por la nariz en 4 tiempos, llevando el aire al abdomen, dónde se retiene durante 3 segundos. El diafragma se abre para dejar pasar el aire y luego para dejarlo salir. Visualizamos el recorrido que hace el aire entrando por nariz, bajando por la garganta, diafragma y abdomen. Y luego subiendo en 4 tiempos y saliendo por la boca.
  6. El tiempo o duración de las respiraciones, que necesites pero mínimo durante 7 minutos. Tu vida y energía cambiarán automáticamente.

Enamórate de cuidar de ti misma. Cuando nos tomamos el tiempo para cuidar de nosotras mismas, podemos servir mejor a los que nos rodean. Tenemos más claridad de ideas y nuestra prioridades bien establecidas. Es primordial vivir bien.

Namasté,

Amparo Martínez
Salón de Belleza MARÁN

Otros temas relacionados con Cómo mover la energía por tu cuerpo:

 

Añadir Comentario