5 Cosas que deberías saber de la Depresión Infantil

Información importante sobre la Depresión infantil

Los niños también sufren Depresión. No es algo que asociemos con edades jóvenes pero los niños también se deprimen y sufren. No lo expresan de la misma forma que los adultos, por eso es importante tener esto en cuenta:

Varios datos importantes sobre la Depresión infantil:


1. Es más común de lo que parece

1 de cada 20 niños y adolescentes está deprimido. “Otra manera de verlo es que al menos 1 niño en cada aula la sufrirá”, dice el psicólogo David Fasssler, de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

Es fundamental saber cuándo un niño es más que simplemente infeliz.  La tristeza normal va y viene y por lo general se refiere a algún incidente en concreto. En cambio la Depresión es como una nube negra que genera un sentimiento generalizado de tristeza, enfado y pérdida de interés por todo.

2. Hay niños que tienen más tendencia a sufrirla que otros 

depresión infantil

La Depresión tiene una base genética. Hasta un 25% de los niños que tienen un padre que ha sufrido Depresión también experimentan un episodio depresivo, indica Fassler. Si ambos padres están deprimidos el riesgo aumenta hasta un 75%. 

No se sabe aún la razón de porqué ciertos genes inducen a la Depresión, pero la teoría más probable es que estos niños tienen una vulnerabilidad genética a la Depresión, que se ve aumentada por un ambiente estresante.


 3. A menudo se enmascara con otros problemas 

Casi la mitad de los niños que sufren Depresión también tienen un trastorno de Ansiedad y alrededor de 1 de cada 4 sufre Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Los trastornos del aprendizaje también son comunes en niños deprimidos. Es por eso que los psicólogos sugieren que todos los niños diagnosticados con Depresión sean evaluados en otras áreas para ver hasta qué punto les afecta.

4. La irritabilidad puede ser una pista importante 

depresión infantil

Los adultos deprimidos suelen estar tristes y apáticos, pero los síntomas depresivos en niños son principalmente la irritabilidad y los arrebatos irracionales.

Los niños no saben reconocer que están deprimidos. A menudo no saben identificarlo y ponerlo en palabras, por eso están susceptibles y confundidos.

5. Un diagnóstico temprano y un tratamiento eficaz son claves 

Estar deprimido durante mucho tiempo cambia la forma de tu cerebro. Puede, por ejemplo, reducir el tamaño del hipocampo, el encargado de regular las emociones.

No sorprende entonces que la Depresión pueda contribuir a problemas en la escuela, abuso de sustancias y, en los casos más graves, autolesiones y suicidio. 

Si consideras que tu hijo puede estar pasando por una etapa depresiva consúltalo con un psicólogo. La prevención y el tratamiento a tiempo son fundamentales.

Te puede interesar: