Riesgos de volar para personas con problemas cardiacos

¿Puedo viajar en avión si tengo problemas de corazón?

Consejos para personas con enfermedades cardíacas que viajen en avión

Durante años se ha debatido sobre los efectos que tienen sobre el cuerpo los viajes en avión. A los médicos les ha preocupado la posibilidad de que las personas con enfermedades coronarias puedan sufrir problemas de salud durante el vuelo.

riesgos de volar con problemas de corazón

Los pasajeros deben permanecer sentados durante mucho tiempo, en un ambiente con menos oxígeno de lo que están acostumbrados a respirar en tierra. Esta reducción en la cantidad de oxígeno presente en el aire implica que el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre por todo el cuerpo. La reducción de oxígeno también puede aumentar la tensión arterial y causar dificultades de respiración. Un problema conocido es la formación de un coágulo sanguíneo en una vena (trombosis venosa profunda o TVP).

Las recomendaciones sobre cuándo es seguro volar varían entre los diferentes grupos de médicos, causando confusión entre los pacientes y las aerolíneas.

Consejos a seguir para personas con problemas cardiacos 

La British Cardiovascular Society (BCS), una asociación profesional de médicos que trabajan en el campo de la cardiología en el Reino Unido, han estudiado todas las pruebas sobre los riesgos de volar para la salud coronaria de la gente y han elaborado algunas directrices sobre quién puede volar con seguridad.

Según los resultados del estudio, estos grupos de personas pueden volar sin ningún tratamiento especial (aunque siempre es aconsejable consultar con su médico antes de irse de viaje):

Angina de pecho leve

Personas con una angina de pecho leve (dolor en el pecho) que sólo aparece durante la realización de un ejercicio moderado, y cuyo estado de salud y tratamiento no ha cambiado recientemente.

Insuficiencia cardíaca leve

Personas con una insuficiencia cardíaca leve, que les provoca dificultad para respirar cuando realizan un ejercicio de suave a moderado, y cuyo estado de salud y tratamiento no ha cambiado en las últimas seis semanas.

Palpitaciones ocasionales

Personas con palpitaciones ocasionales o latido irregular, cuyo problema de salud no causa desmayos y que están siendo tratados.

Personas con riesgo y tratamientos especiales

volar con problemas del corazón riesgos

Angina de pecho más grave e insuficiencia cardíaca

A las personas con una angina de pecho más grave e insuficiencia cardíaca, o que hayan nacido con problemas de corazón, se les recomienda que estudien si necesitan ayuda adicional en el aeropuerto y oxígeno durante el vuelo. Si empiezan a notar síntomas que indiquen que su problema podría empeorar de repente, se les aconseja que esperen hasta que su estado de salud se estabilice antes de viajar en avión.


Si ha tenido un ataque al corazón

Si alguien ha tenido un ataque al corazón, debería poder volar después de tres días si tiene menos de 65 años, la arteria obstruida ha sido abierta con éxito y su corazón bombea con normalidad. Las personas de mayor edad que no tengan dificultades respiratorias ni dolor en el pecho deberían esperar 10 días. Las personas cuyo corazón no esté bombeando adecuadamente, que todavía tienen dificultades respiratorias o que necesitan más pruebas o tratamiento, deberían esperar hasta que su estado de salud se estabilice.

Otro tipo de intervenciones de corazón…

Las personas a las que se les haya puesto un marcapasos o un desfibrilador, o cuyas arterias se hayan ensanchado con un catéter de balón o stent, pueden volar después de dos días, siempre que no haya complicaciones derivadas de su funcionamiento. Las personas a las que se les haya realizado un bypass de la arteria coronaria deberán esperar 10 días, suponiendo que no haya complicaciones.

Las directrices indican que el riesgo de una TVP (trombosis venosa profunda) es bajo si nunca se ha padecido una con anterioridad, no se ha tenido una operación en las últimas ocho semanas y no tienen otros factores de riesgo. A estas personas, se les recomienda mantenerse en movimiento, beber muchos líquidos sin alcohol, no fumar y evitar la cafeína o los fármacos que producen somnolencia.

Personas con riesgo moderado

Las personas con riesgo moderado son aquellas que ya han tenido una trombosis venosa profunda antes, que están embarazadas, que han sido operadas entre cuatro y ocho semanas antes, con problemas conocidos de formación de coágulos en sangre o con mucho sobrepeso (obesidad). Para estas personas, las directrices recomiendan utilizar medias de compresión y seguir las indicaciones anteriores.

Personas con riesgo elevado

Las personas con un riesgo elevado son aquellas que han tenido una TVP (trombosis venosa profunda o TVP) anteriormente y que además tienen otro factor de riesgo, como padecer cáncer, o que han tenido una operación quirúrgica en las últimas cuatro semanas. Estas personas pueden volar, pero podrían necesitar inyecciones de un fármaco anticoagulante (denominado enoxaparina) antes y después del vuelo. También deberían llevar las medias de compresión y tomar otras precauciones de seguridad.

No obstante, lo anterior no dejan de ser pautas generales, y cada caso específico es distinto cualquier persona con problemas de corazón debe consultar con su médico antes de reservar un vuelo.

Fuente: The Guardian

Añadir Comentario