Malos resultados de Vueling

Vueling ha abanderado los vuelos baratos en España, la ser la primera aerolínea española de bajo coste. Pero los resultados anunciados por la compañía referidos al primer semestre de 2007, no han gustado mucho a sus accionistas. Vueling multiplicó por 5 sus pérdidas respecto al mismo periodo en 2006.
El mercado bursatil pasó factura hacinedo retroceder las acciones de Vueling el pasado jueves un 30%, cotizando a 15,80 euros, y alcanzando el mínimo histórico (el precio de salida de sus acciones el 1/12/2006 fue de 34,15 euros, llegando a un máximo de 46,70 euros en febrero de este año, aunque desde abril pasado las acciones iniciaron una trayectoria descendente, con cuatro meses consecutivos de pérdidas.En este marco, ya dimos cuenta hace un par de meses de la colocación de las 3.135.284 acciones que Apax poseía de Vueling (a 31 euros por acción) mediante un proceso acelerado (ver noticia Apax-Vueling).

Las razones de las perdidas de Vueling

Según sus gestores la competencia se está dejando sentir. Así el precio medio del billete ha pasado de los 43 a los 35 euros. Las compañías tradicionales están respondiendo con ofertas cada vez más agresivas, a lo que hay que agregar un encarecimiento de costes derivado de las subidas del precio del petróleo. Algunos expertos han citado la incursión de Clickair en Barcelona como un ataque directo a Vueling.

No obdtante, las pérdidas anunciadas no han ido acompañadas por un retroceso de la demanada de pasajeros. Más bien al contrario, Vueling ha experimentado un fuerte incremento en el número de pasajeros, pasando de los 1,39 millones en 2006 a los 2,5 millones de este año. Esto le ha reportado un aumento de 57,3 millones de ingresos (149 millones de eurores de ingresos en total), lo que no se ha traducido en ganancias, sino en un incremento muy sustancial en las pérdidas.
Cambios de planes de Vueling y sede operativa de Sevilla
El consejero delegado de Vueling ha anunciado el retraso de los planes de la compañía para la compra de nuevos aviones cuyo anuncio estaba previsto tras el verano, como consecuencia de los malos resultados de la compañía, peores incluso de los que esperaban. Carlos Muñoz indicó no obstante que Vueling mantiene su intención de crear una nueva base en Sevilla, aunque los nuevos planes de la aerolínea pasen por consolidar las rutas ya existentes en vez de crear a nuevos destinos. También parece que las futuras apuestas de la compañía pasan por los pasajeros de negocios, que actualmente representan un 30% del total de pasajeros. Vueling ha venido operando 54 rutas durante el primer semestre de 2007, incrementado en 11 en número de rutas donde opera. Dispone de 21 aviones para llevar a cabo sus servicios.