Casas rurales en Italia


El turismo rural es una opción elegida por cada vez mas viajeros, y la oferta de alojamientos rurales ha experimentado una notable mejora en cuanto a cantidad y calidad se refiere. Italia no es ninguna excepción, y estos son algunos de los alojamientos rurales italianos recomendados por los expertos de The Guardian Travel.

Casa del Grivò, Friuli-Venezia Giulia: Esta es la casa que Toni construyó o, más bien, resucitó de la ruina. Los niños adorarán los espacios abiertos, los animales y la pequeña piscina creada desviando un arroyo. Los adultos se pueden relajar con un libro en un balcón del dormitorio o en cualquier esquina lejana del jardín. Los paseos son maravillosos y hay un castillo y un río donde hacer picnic. Además, Paola cocina con recetas antiguas y su propia producción orgánica. Hay una hermosa chimenea y se cena a la luz de las velas, en ocasiones con el suave acompañamiento de música country cantada por Paola. www.grivo.has.it

La Piana dei Castagni, Emilia Romagna: Pequeña casa al estilo de la de Hansel y Gretel aislada entre castaños y cerezos.

Las habitaciones están pintadas en colores pastel claro, hay pequeños cuadros colgados sobre los cabeceros de las camas y pequeñas ventanas en gruesas paredes que dan al valle. Valeria vive a 10 minutos en La Civetta. Es amable y encantadora y trae, preparada de casa, la torta di noci (torta de nuez) para desayunar. También ayuda a organizar todo, desde senderismo a búsqueda de trufas. www.pianadeicastagni.it

Le Cinciallegre, Umbria: En sus tiempos fue una pequeña aldea del siglo XIII en un cruce cerca de Gubbio y Fabrizio solía ser un arquitecto. En el salón lleno de vida, los asientos están dispuestos alrededor de una estufa de leña de 200 años de antigüedad, hay un montón de muebles rústicos y una vieja cómoda. Las habitaciones simples tienen sus propias terrazas y baños impecables. Es un lugar tranquilo, con vistas al valle, las praderas y los bosques.
www.lecinciallegre.it

Casa Cambi, Liguria: Difícilmente se puede creer que un pueblo haya sobrevivido intacto hasta el siglo XXI. Castelvecchio di Rocca Barbena es una maraña de calles empedradas y casas medievales de cuento de hadas en una colina verde y rocosa. A su alrededor hay unas montañas espectaculares y estupendas vistas. Un castillo domina la colina; abajo a la derecha está la fascinante casa de Anna. Una pequeña puerta de entrada (la casa tiene 700 años de edad, después de todo) da paso a una sala abovedada.

Las paredes de colores pálidos contrastan con un piso de madera reluciente y unos muebles antiguos. El desayuno se sirve en el jardín, entre olivos e higueras. www.casacambi.it

Contrada Durano, Le Marche: Esta granja en la ladera de la colina, construida a finales del siglo XVIII como refugio para los monjes, ha sido restaurada por una pareja anglo-italiana, Jimmy y Maria Concetta. Las habitaciones son simples y algunas pequeñas, pero el bar y las salas de estar ofrecen mucho espacio. Casi todas las noches hay cenas elaboradas a partir de ingredientes orgánicos de cosecha propia o de la localidad; y cuentan con su propio pan y vino. En primavera y verano, se puede pasear a través de campos de flores silvestres hasta el pueblo de Smerillo. www.contradadurano.it

Giardino di Mezzavilla, Veneto: Casa de belleza bohemia, propiedad de una gente muy agradable. El hermoso patio del siglo XVII continúa intacto, al igual que los pajares, la bodega y el invernadero; todo ellos rodeado por hectáreas de jardín. Dispone de dos grandes habitaciones de huéspedes con suelos entablados, paredes de colores, antiguos radiadores a la antigua y cómodas camas. Janine suele ofrecer mapas para dar paseos en bicicleta; además de desayunos y fiestas orgánicas con todo tipo de productos de elaboración casera. También se puede ir en coche y visitar los Dolomitas o el mar.

www.iardinomezzavilla.com

Masseria GiòSole, Campania: Ideal para las familias, este lugar cuenta con 60 hectáreas de olivos y árboles frutales, un parque infantil, una piscina asombrosa, bicicletas gratuitas, tenis y un ambiente relajado y sin reglas. O también, podemos deambular a través de las huertas del río con sólo las aves de compañía. Las habitaciones son grandes y espaciosas, con pisos de terracota o madera, techos altos con vigas y paredes de colores pálidos; y están llenas de antigüedades de la familia. Las habitaciones, algunas con terraza al jardín, están limpias y tranquilas. Muy cerca se encuentran las antiguas iglesias y los palazzi en Capua, el palacio real de Caserta, Nápoles y Pompeya están a menos de una hora. www.masseriagiosole.com

Vivificante, Puglia: Jane Shaw es ceramista, diseñadora textil y ex maestra, e imparte cursos en su taller. En el corazón de su casa hay un pequeño y encantador trullo, una vivienda de piedra tradicional de Apulia con un techo cónico. Hay sólo dos habitaciones en el ala de invitados, con suelos de terracota, vistas al jardín y una cama art-deco de Nápoles y obras de arte de su hija. Los huéspedes se pueden relajar en el gran salón de Jane, con sus sofás y estufa de leña. El desayuno se sirve en la cocina. De momento Jane ha plantado naranjas y limones junto a 40 olivos, y ha construido una pequeña piscina hexagonal alrededor. También hay una encantadora zona comedor al aire libre, con faroles y muebles de madera que no combinan entre sí. www.vivificante.com

Enlaces recomendados relacionados con Casas Rurales en Italia

Añadir Comentario