10 cosas que hacer al aire libre en San Francisco




1. Ocean Beach
La playa más larga de San Francisco es también su zona de surf más fiable. Tanto si practicamos surf o no, este tramo de 5,6 kilómetros de arena y costa es uno de los mejores lugares para pasar una tarde soleada. Los habitantes de la zona vienen aquí para practicar skimboard, volar cometas, andar en bicicleta y patinar a lo largo de la explanada y pasear por las dunas.

2. Wave Organ
Al final del embarcadero que cierra el pequeño muelle de embarcaciones de Marina District se encuentra el Wave Organ (órgano de las olas). Mitad jardín rocoso, mitad escultura sonora, la instalación de unos 250 m2 cuenta con tuberías de hormigón y PVC que captan los estruendos, gemidos y silbidos del mar a medida que las olas golpean y se adentran en las aberturas bajo el agua. Sentarse en la “cabina stéreo” parcialmente cerrada y escuchar cómo los sonidos llegan en forma de eco desde los tres lados de la alcoba; ir cuando esté la marea alta para disfrutar de la mejor experiencia sonora.

3. Land’s End
En una ciudad repleta de vistas espectaculares, este parque costero ofrece algunas de las perspectivas más variadas. A lo largo del agua, explorar las ruinas de Sutro Baths, una casa de baños de estilo victoriano que se quemó en 1966. Pasear por el túnel adyacente y ver cómo las olas rompen contra las rocas bajo la boca de la cueva. A continuación, subir por las escaleras para dar una caminata por los cabos salvajes y disfrutar de las vistas del puente Golden Gate y el cabo Marin al otro lado de la bahía. Permanecer atento a la fauna: en esta zona se posan más de 250 especies de aves.

4. Colgarse desde Billy Goat Hill
Volar sobre la ciudad en un columpio de cuerda de 10 metros. Colgado de un eucalipto solitario en lo alto de una pendiente escarpada y accidentada en Glen Park, el columpio del barrio ofrece unas impresionantes vistas nocturnas del horizonte. El salto es casi igual de emocionante durante el día.

5. Parque Estatal de Angel Island
Tomar un ferry de Blue & Gold Fleet desde San Francisco o bien alquilar un kayak en Sea Trek, en Sausalito, y hacer el recorrido de 4,8 km remando. Una vez en la isla -la más grande de las 48 que hay en la bahía- explorar su fauna e historia a pie o en bicicleta. Unos 21 kilómetros de senderos atraviesan sus bosques sombríos. Para disfrutar de una panorámica de 360º, subir a la cima del Monte Livermore, que con 240 metros de altura, es el pico más alto de la isla. Abajo, visitar Camp Reynolds, una batería de defensa construida por el ejército de los EE.UU. durante la guerra civil; o la estación de Inmigración, por la que pasaron cientos de miles de personas entre 1910 y 1940. También podemos llevar una tienda de campaña y quedarnos a pasar la noche en uno de los campamentos situados junto a la bahía de la isla.

6. Parque Golden Gate
La mayor atracción al aire libre de San Francisco combina jardines, parques y museos. Entre los diversos sitios dentro del parque se incluyen el tranquilo jardín japonés Japanese Tea Garden; Stow Lake, un embalse ideal para un paseo en bote con remos; o el campo de Frisbee de 18 hoyos. Los domingos y algunos sábados, se cierra al tráfico John F. Kennedy Drive y los patinadores de estilo libre y los ciclistas se apoderan de la calle. En de Young, un museo de bellas artes situado en el parque, se puede ver cómo el cielo cambia de color en el Skyspace de James Turrell, una instalación en forma de cúpula que se encuentra en el jardín de las esculturas.

7. Arte de Andy Goldsworthy en The Presidio
Conocido por sus esculturas orgánicas específicas para un lugar, en sus tres instalaciones situadas en el Presidio Andrew Goldsworthy utiliza los cipreses de Monterrey y los eucaliptos talados de la zona. El parque, una antigua base militar situada en el extremo norte de la península de San Francisco, abarca la acogedora playa de Baker y la escabrosa playa de Marshall, además del bosque que el ejército plantó a finales del siglo XIX y comienzos del XX.

8. Fort Funston
Los continuos vientos costeros y sus acantilados de 60 metros de altura hacen de este parque uno de los mejores puntos de lanzamiento de vuelo libre de los EE.UU.. Para disfrutar de una vista de pájaro de la bahía, podemos inscribirnos para realizar un descenso o bien subir a la terraza mirador y ver como se tiran otros. Los habitantes de la zona vienen aquí para pasear al perro, montar a caballo (se pueden alquilar en los establos Mar Vista Stables) y caminar por los senderos que van desde los acantilados hasta la extensa playa y el campo de dunas más grande de los que quedan en la península.

9. Sigmund Stern Recreation Grove
Los domingos de verano miles de residentes de San Francisco se tiran en mantas de picnic mientras escuchan música en vivo en el Stern Grove, hogar del festival de arte veraniego más antiguo del país. Un anillo de gigantescos eucaliptos y pinos crea una barrera natural para el sonido y el viento, dando al anfiteatro un ambiente íntimo a pesar de las grandes multitudes. Durante todo el año, la gente juega a los bolos, al croquet y al tenis en el parque.

10. Seward Street Slides
Sacar el mayor partido al terreno inclinado de San Francisco y deslizarse colina abajo en los toboganes curvos conocidos como Seward Street Slides. Aunque puedan parecer un mero juego de niños, los toboganes son un testimonio del activismo de barrio. Tras años de protestas a finales de los años 60 y principios de los 70, la comunidad logró salvar una zona verde, evitando que se convirtiera en un complejo de apartamentos. Así nació el Seward Street Minipark.

Fuente: http://www.theguardian.com/travel/2014/apr/11/top-10-outdoor-activities-san-francisco

One Response

  1. No Deposit Bonus Usa 5 años ago

Añadir Comentario