Viajes | Viajar al extranjero | Viajar a Marruecos- Tafilalt

Consejos para viajar a Marruecos- Tafilalt

Consejos para viajar a Marruecos

Tafilalt, el oasis más importante del Sahara a lo lardo del Río Ziz, un lugar de ensueño con sus callejuelas de casas blancas con la calidez del color azul en  sus adornos y carpintería; no olvidar dar un paseo por las dunas y sus maravillosos palmerales especialmente en el atardecer, etc. Un lugar para encontrar la paz y el relax.






 





  • No te olvides de comprar almizcle -del bueno- en el zoco (es un bonito y original regalo). Observa con mucho detenimiento las dunas. Parece que no hay vida, pero mirando con cuidado los rastros de animalillos e insectos son muy abundantes.

  • Negocia un paseo en dromedario por las dunas del Erg Chebbi al atardecer, vale la pena.
    Llévate un pañuelo foulard. Te puede servir para muchas cosas: cubrirte cuando el aire acondicionado es muy fuerte o cuando has olvidado el sombrero. Además, lo agracederás si te encuentras con una tormenta de arena.

  • Al margen de los grandes palmerales, como el de Zagora, en la zona sur-este de Marruecos hay muchas pequeños pueblos con inesperados preciosos oasis verdes, con agua y palmeras. No hay que perdérselos.

  • Si tienes un radiocasette viejo, mételo en el coche. Quien sabe si cuando te pierdas por la hamada y una amable familia bereber te invite a un té y te diga la dirección correcta, se lo puedes agradecer…
    Casi ningún occidental se pasea por los mercados cuando anochece. Es otro placer: todo el mundo está más relajado, los puestos ya van cerrando después de la jornada, nadie te atosiga y puedes hablar con todo el mundo.

  • Puedes viajar sin ningún problema en tu propio coche, casi todas las carreteras están asfaltadas, aunque si te cruzas con alguien hay que ver quien pasa primero por la línea de asfalto y quien se baja al arcén de tierra.
    Si un día tu presupuesto no da para más, puedes comer aceitunas con pan ¡delicioso!

  • Un baño en el hamman local es imprescindible. No suelen ser lujosos, pero las/los encargados dan masajes como verdaderos profesionales.
    No fotografíes a las personas si no te autorizan. Y, si te piden una copia, es de recibo que se la mandes.
    De todos modos, si eres fotógrafa y quieres probar suerte con las fotos a mujeres, sepárate de tu grupo y empieza a mostrarles a los niños en la pantalla de tu digital. Pocas se pueden resistir a ver cómo saldrían fotografiadas y es muy probable que te lo pidan.

  • Sonríe y habla con la gente, por favor (aunque sea por signos).
    Si al volver a tu país puedes hacer algo por ellos, ¡hazlo
    - Consejos para viajar a Marruecos - Tafilalt de Carmen Ródenas Catalayud 11-10-2006

  Más información


Guías de Viaje


comments powered by Disqus
Compartir en Facebook
Twitter
Google
LinkedIn
Email