Astenia primaveral ¿qué es y cómo nos afecta?

¿Te sientes débil y cansado? ¿Sientes falta de energía, tienes sueño, mareos e incluso falta de apetito… La llegada de la primavera provoca en mucha gente algunos trastornos adaptativos, este proceso de adaptación produce en nosotros lo que se conoce como astenia primaveral. Te contamos qué es y cómo combatirlo.

Síntomas de la astenia primaveral

Con la llegada del buen tiempo y los cambios de temperatura, 1 de cada 10 personas sufre de astenia al llegar la primavera. 

Astenia primaveral

Photo Tirachard Kumtanom from Pexels

Algunas personas pueden adaptarse fácilmente a estos cambios, pero para otras es más difícil y es lo que provoca que aparezca la astenia primaveral.  Es más frecuente en mujeres que en hombres, y especialmente en niños y ancianos.

El aumento de las horas de luz, altera la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño. El buen tiempo también acaban afectando a nuestra rutina diaria, lo que hace que disminuya la producción de endorfinas, que son las hormonas responsables del bienestar.

Algunos de los síntomas más comunes de la astenia primaveral son:

  • Dificultad para despertar (incluso después de 7-8 horas de sueño)
  • Cansancio
  • Falta de energía necesaria para las actividades diarias
  • Malestar general
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Problemas de concentración
  • Tristeza inexplicable
  • Problemas de memoria
  • Melancolía 

Claves para superar la astenia primaveral

No existe un tratamiento específico para curar la astenia primaveral. Cómo hemos dicho se trata de  un proceso de adaptación del organismo a la nueva estación, y requiere un tiempo distinto para cada persona, pero si hay formas de combatirla y algunos cambios en nuestro día a día pueden ayudarnos a hacer frente y conseguir que nuestros cuerpos y nuestras mentes se adapten antes a la llegada de la primavera.

Mantén horarios fijos

Intentar mantener fundamental mantener un horario fijo para la alimentación y el descanso, con ello ayudarás al cuerpo a encontrar de nuevo el equilibrio

Dormir bien

Un sueño reparador es esencial. La astenia afecta el sueño, provocar insomnio, y por tanto somnolencia durante el día. Intentadormir al menos 8 horas cada noche. Para conseguir dormir lo máximo posible intenta:

–  Cenar tres horas antes de acostarte

–  Evitar ver la televisión en la cama

–  Utilizar equipos electrónicos una hora antes de acostarte.

Lo ideal es seguir un horario más o menos estable en la hora de ir a la cama y buscar que la habitación esté a una temperatura confortable.

Cuida tu alimentación

Es importante hacer cinco comidas al día para que el cuerpo no sufra picos de hipoglucemia, que también afecta al estado de ánimo y a nuestra sensación de bienestar.

La dieta debe ser rica en nutrientes que aporten energía como los frutos secos.

Un buen alimento para recuperar el ánimo es el plátano. Son ricos en triptófano, un aminoácido esencial en la síntesis de serotonina en el cerebro, un neurotransmisor importante para mejorar el sueño y el estado de ánimo.

Comer muchas frutas y verduras mejora el aporte de vitaminas y minerales y reduce  el cansancio.

Si la persona se alimenta correctamente, no son necesarios suplementos nutricionales para superar la astenia primaveral. Se debe tener cuidado de los excesos de vitaminas y antes de cualquier productos se debe consultar a un médico.

Haz ejercicio

Practicar ejercicio moderado de forma regular (caminar, nadar, montar en bicicleta …) estimula la producción de endorfinas y aumenta la resistencia. Esto ayuda a mantener un buen estado físico y mental.

Bebe agua 

Beber al menos 2 litros de agua al día para estar bien hidratado. Una hidratación insuficiente afecta la salud general y puede causar dolores de cabeza y otros problemas

Y sobre todo pensar en positivo ser paciente. La astenia primaveral pasará en unos días, cuando el cuerpo se adapte a la nueva situación.

 

Lecturas relacionadas: 

Ninguna Respuesta

Añadir Comentario

Subscribe!