Los mejores consejos para cuidar la higiene de personas con Alzheimer

Es un síntoma común en la enfermedad del Alzheimer y la demencia que los afectados pongan problemas a la hora de realizar el proceso de higiene diaria. Algunos ceden antes ante un baño, pero otros hacen que el cumplimiento de esta tarea por parte del cuidador sea imposible.

aseo personal en las personas que sufren alzheimer

Este post es una recopilación de los magníficos consejos que me dieron algunos miembros del maravilloso grupo ‘Amigos contra el Alzheimer’ sobre la higiene y lavado de personas afectadas por la enfermedad del Alzheimer.


Cuidadoras/es, que se entregan en cuerpo y alma al cuidado de sus familiares enfermos sin esperar nada a cambio, ni siquiera un reconocimiento por su trabajo. Desde aquí me gustaría tener un detalle con todos para agradecer vuestra fantástica ayuda, así, he recogido los mejores consejos que me disteis en este post, son todos maravilloso, y vuestra experiencia y ‘trucos’ valen millones.

Aquí tenéis los mejores consejos que espero os ayuden:  

1. Decirle que tiene que ir al médico y sucia no puede ir. Graciela Veliz

 

2. Pedirle que se lave porque tiene que ir de paseo o al médico. Al mismo tiempo pedir que colabore para que se sienta útil, con voz suave sin alterarse.  Basti Glen

 

3. Trata de no presionar pero insistiendo diariamente. Al menos cada dos días lo consigue. Rita Ramos Gutierrez

 

4. Todos los días le dice que tiene que ir al médico. Nydia E Sánchez

 

5. Con mucha paciencia y sabiduría intenta manejar todas las situaciones. Bernardita Jiménez Garita

 

6. Lo hace por partes, y la cabeza la deja para la peluquería, llevándola una vez a la semana en verano y cada dos semanas en invierno. El resto del cuerpo aprovecha cuando va al servicio para lavarla con unas esponjas con jabón que no requieren agua. Sólo pasarla y secar la zona. Una vez consigue esto, le dice que ya que esta también las piernas, luego las axilas… y así poco a poco la va engañando por partes. Hada Sevilla

 

7. No es necesario que con su edad se laven todos los días, ya que su piel es como la de los bebés y puede dañarse. Se puede cambiar el papel del baño por toallitas húmedas especiales para zonas íntimas o las de los bebés. A la hora del baño recordar que son como niños y poner juguetes en la bañera para que se sientan alegres. Sara Ester Sanhueza Pizzarro

 

8. Cuando los enfermos no quieran asearse con baño húmedo, usar un aseo con productos de higiene en seco. Reyes Mejía

 

9. Hablar con voz tranquila sin tratarla como una niña. Lavar el cuerpo cada dos días y el cabello una vez a la semana y el resto de higiene baño al sexo. También es importante perfumarla bien. Decirle que tiene que estar arreglada por si salimos por ahí. Susan Mota

 

10. Si le entusiasma el hecho de ir a pasear, ir al médico o recibir visitas te funciona la idea de usarlo de pretexto para animarla a bañarse, le estimula y gusta escuchar música. Un baño se podría acompañar de las canciones que más le gustan. Si le gustan las mascotas o juguetes pídele que te ayude a lavarlos en la bañera, mientras aprovechas para ayudarla a asearse. Convertir la hora del baño en un momento feliz y agradable en lugar de lucha contra ellos, la mejor opción para enfermo y cuidador. Chavita Loredo

 

11. Es efectivo la excusa del paseo. Siempre tararea una canción y canta sobre lo que van a hacer, y le sigue. Como ya no puede cepillarse, se enjuaga la boca con bicarbonato por las mañanas, y con listerine por las noches. Para los ancianos que usen pañal hay que tener cuidado de echarle mucha crema para que no se irriten. Doris Macea

 

12. Nunca queremos hacer que se enfaden o molesten con quienes los cuidamos. A veces para no molestarlos queremos complacerlos en casi todo, pero, aunque no se deben comparar con los niños, se hace necesario tratarlos como tales y de vez en cuando ponerles carácter y reprenderlos. Esto resulta difícil cuando se trata de nuestros padres, pero según el carácter de ellos, a veces el tratarlos con guante de seda y con cariño, no siempre funciona. Yo lo digo por la experiencia que tengo con mi madre, quien ha sido siempre de un carácter muy fuerte, rebelde y terca hasta más no poder y para mal nuestro, la enfermedad en vez de suavizarle el carácter se lo ha reforzado aún más. Esos días malos, si se presentan con mucha frecuencia, es necesario consultar con el médico tratante aunque la última consulta haya sido reciente, porque a veces los cambios se presentan bruscamente y es necesario ajustar nuevamente la medicación que estén recibiendo. Lo digo porque me acaba de ocurrir, el mes pasado le tocó consulta y estaba muy bien, por lo que el médico indicó seguir el mismo tratamiento, pero no habían transcurrido 8 días cuando comenzó a presentar cambios muy notorios y durante todo el día y hasta altas horas de la noche daba mucha guerra. Hubo que consultar nuevamente al médico y este ajustó tratamiento logrando estabilizarla nuevamente. Esta enfermedad no avisa, así que hay que estar siempre sobre ellos. Thisbet Comenares

 

13. Lo mejor es fijar el momento del baño antes de vestirse, para bañarse y ponerse ropa limpia para ir a dar un paseo. Marianna Dalecio

 

14. Motivarla con el anuncio de una visita, salida o paseo. Cuando ya están limpias y lavadas se sienten muy bien y se olvidan del paseo. Magally María Pimilla Uribe

 

15. Le dice que tiene que ir al médico y si no huele bien el doctor se enfada. Graciela Jimenez

 

16. Crear una rutina donde el baño entre dentro. Desayuno, baño… y así hasta que llega un día que no es necesario decir nada. Elizabeth Santiago

 

17. Ducharla los domingos e ir preparándola toda la mañana, decirle que hay que ir a pasear, que para ir a pasear hay que ir aseada. Para muchos la felicidad es la calle, y hay que motivarlos con esto. Elba Duran Fuentes

 

18. Decirle que el jabón le hace más bella y joven. Milagros Alvarado

 

19. Tener mucha paciencia o decir que viene una visita de lejos. Si no lo consigue ni con esas, le asea por etapas. Mirta Da Silva

 

20. Es necesario el aseo diario para que no sea desagradable el olor a orina. La lava con el agua lo más tibia posible, aunque sólo una vez al día. Lina Sanchez

 

21. Entrarla al baño y bañarla normal, como si fuese ella misma, igual con el lavado de sus dientes. No le habla hasta haber terminado con el baño. Beatriz Ramirez

 

22. Con cariño decirle que van a salir, y que quieres que se vea bonitaMaria Araque

 

23. La digo que vamos a hacer una misa por el cumpleaños de su marido y acepta al baño. Si no, cita con el doctor que la examinará y tiene que ir limpia para que no nos llame la atención. Ada Quispe

 

24. Decirle que tiene que bañarse par salir, para no enfermar o no verse fea, siempre con agua tibia. Marlene Bello

 

25. Engañarles como niños, al principio no quieres, pero luego no quieren salir del baño, siempre con amor y paciencia. Marthy Prexios

 

25. Si no acepta meterse en la ducha. Baño de esponja diario y tratar de lavarle l cabeza y sumergir sus pies en agua tibia. Zoila Ismene Castañeda Gastelo

 

26. Contratar a una señora que iba un día sí otro no estrictamente para bañarla. En este caso es importante buscar a una profesional, ya que saben tratarlas muy bien. A personas que no están preparadas puede superarles la situación. Silvia Fernandez Ascheri

 

27. Decirle que tiene que bañarse para ir al al médico y debe estar limpio. Maria Ponce de Leon

 

28. Decirle que te acompañe al baño porque te da miedo entrar sola. Y dentro del baño decirle que porque no se ducha ella primero con agua tibia.  Alba Lourdes Rodriguez Morales

 

 Si conoces más trucos para conseguir la higiene diaria en personas mayores que se niegan al baño, por favor déjanos un comentario para poder ayudar a otras personas.

 

Lecturas relacionadas:

 

Añadir Comentario

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.