Nueva ley de seguridad ciudadana ¿Dónde están los límites?

En la última década se ha potenciado la construcción de complejos inmobiliarios con vallado perimetral y controles de accesos. Una gran parte de estos desarrollos urbanísticos se han ejecutado sobre suelo público.

En los controles de acceso, los vigilantes de seguridad o auxiliares se han limitado a solicitar al visitante de forma amistosa su identificación. En ningún caso, el visitante tiene obligación de mostrar su documentación y el vigilante no puede impedir su entrada al inmueble por estar situado sobre suelo municipal.

Pues bien, a partir del próximo mes de junio los vigilantes de seguridad podrán efectuar controles de identidad, de objetos personales, paquetería, mercancías o vehículos, incluido en el interior de éstos, en el acceso a inmuebles donde presten el servicio.

La negativa a exhibir la identificación o a permitir el control sobre esos objetos facultará al vigilante de seguridad para impedir el acceso o para ordenarles el abandono del inmueble, todo ello aunque el inmueble o Complejo Residencial esté ubicado en suelo público.

Crédito de la imagen: www.yellows.co.za