El crédito hipotecario fácil

El Banco de España y los riesgos del crédito hipotecario fácil

Lo había advertido con anterioridad. Esta vez el gobernador del Banco de España ha pedido por escrito a la banca que frene los créditos hipotecarios. No se nos escapa que esta iniciativa está ligada al espectacular crecimiento del crédito hipotecario.

Concretamente, el Banco de España ha reclamado por carta a bancos y cajas de ahorros que informen con detalle a los miembros de sus consejos de administración sobre el nivel de riesgo asumido en el negocio hipotecario.

Tras los mensajes lanzados en los últimos meses (El Banco de España, la banca y las hipotecas; también ver: El Banco de España y las hipotecas 100) para intentar frenar el espectacular crecimiento del crédito hipotecario, esta vez el Banco de España ha optado por ser más preciso.

Información sobre hipotecas que superen el 80%
(hipotecas 100, hipotecas 120%)

Al Banco le preocupa que los miembros de los consejos de administración sean conscientes tanto del volumen de crédito otorgado, incluyendo a las promotoras inmobiliarias.

Concretamente, les pide que especifiquen los créditos hipotecarios concedidos que superen el 80% de la financiación de la vivienda.

Está advertencia está en la línea señalada en otras comunicaciones públicas anteriores del Banco de España.

Preocupación por las Cajas de Ahorro y los créditos a promotoras inmobiliarias

Según Cinco Días esta vez la extensión ha ido más lejos, con concreción al temas de las Cajas y a las promotoras inmobiliarias. Cuatro puntos importantes:

  • Preocupa la elevada exposición al mercado hipotecario de las cajas de ahorro.
  • La mayoría de las entidades han optado por hacer oídos sordos a los avisos lanzados por el supervisor desde hace más de dos años
  • La concesión de hipotecas bate récords mes a mes. En el año 2004, volvieron a batirse todas las previsiones al registrarse un aumento superior al 24% (el mayor desde 1990), según el cálculo provisional de la Asociación Hipotecaria Española.
  • Están ganando peso los préstamos a promotoras inmobiliarias, que crecieron un 44,2% hasta septiembre. Se ve la necesidad de que las entidades valoren en profundidad el riesgo asumido en este campo.

En relación con las Cajas de Ahorros la preocupación tiene antecedentes históticos en otras crisis que afectaron a la vivienda en la anterior década. Es precisamente el binomio Cajas – Créditos inmobiliarios a promotores inmobiliarios el que puede incrementar el riesgo de las entidades crediticias en escenarios con hipótesis de mercado diferentes.