Dinero negro en el sector de la vivienda

No debemos dejar pasar desapercibida la noticia recogida en algunos medios españoles con motivo de la reunión de los notarios miembros del “Observatorio de la Vivienda”. Aunque en el ámbito privado se reconoce la existencia de bolsas de “dinero negro” y el importante peso de la “economía irregular o sumergida” en la actividad inmobiliaria, no es un tema que se comente con frecuencia en los medios de comunicación.

Según reseña el diario El País: “Los propios notarios reconocieron ayer que, al menos en vivienda usada y en pequeñas promociones los precios escriturados son entre un 30 y un 40% más bajos que los pagados”



Aunque es un tema difícil de cuantificar los propios notarios señalan que la mejor aproximación a la realidad sería cruzar las cifras de las escrituras, las tasaciones, y las cantidades estipuladas por Hacienda.

Los notarios vienen a avalar al Ministerio de la Vivienda al sostener que no hay sistema estadístico fiable sobre los precios de la vivienda.

Este es un tema importante para potenciales inversores extranjeros. Hemos venido desde aqui, abogando por la transparencia y claridad en la trasaciones del mercado de la vivienda en España. Esto redundaría en una mayor confianza en los compradores e inversores en general. Muchas de las consultas a euroresidentes vienen de personas que preguntan si es “normal” que el promotor o vendedor les pida pagos en efectivo (Why do the builders of our new property in Spain want us to pay the first interim payments in cash?) u otros planteamientos claramente irregulares.

Este tema debería afrontarse con valentía. No hay que perder de vista el escaso conocimiento de la realidad operativa y de la normativa vigente en España por parte de los extranjeros. Medidas y garantías para fortalecer el “mercado real” (frente al meramente especulativo y el “oculto”) de la vivienda en España y que creen confianza a los inversores de otros países tendrían efectos muy beneficiosos a medio plazo.