Creencias populares y mitos FALSOS sobre los Gatos

¿Cuántas veces habremos oído decir a gente cosas sobre los gatos? Muchas de esas cosas que la gente suele decir no son del todo ciertas o andan equivocados. Descubre las falsedades más grandes detrás de las leyendas y mitos sobre los gatos que muchos de nosotros puede que creyésemos que eran verdad:

 

Mitos falsos gatos

 

Los gatos negros dan mala suerte

Falso. Quien inventó este dicho, les hizo mucho mal a los pobres gatitos de color negro.

Esta creencia comenzó en la Edad Media, ya que se les asociaba a las brujas y desde entonces se comenta que son señal de mal augurio si te cruzas con ellos. ¡Solo es su color y su genética señores, nada más!

 

Mitos falsos gatos negros mala suerte

 

Gatos y perros jamás se llevarán bien, son enemigos por naturaleza

Falso. Es cierto que en la mayoría de casos no se llevan bien, lógico, en eso estamos de acuerdo, pero no significa que siempre vaya a ser así. Hay gatos y perros que se adoran y se quieren como hermanos, todo dependerá del carácter del animal, lo tolerante que sea y si se han criado juntos.

 

Mitos falsos gatos y perros jamás se llevarán bien

 

Los gatos siempre caen de pie

Falso. Sí es cierto que tienden a enderezarse, y por lo general tienen bastante habilidad en eso, pero no significa que ya por eso siempre vaya a caer de pie el animal. Dependerá de la altura en que caiga, la habilidad o peso que tenga el gato, y el grado del desarrollo de sus huesos.

 

Mitos falsos gatos caer de pie

 

Las gatas deben dar a luz al menos una vez en la vida

Falso. Las gatas no tienen porqué pasar ningún trauma en absoluto al no tener ninguna camada de gatitos. Si no pretendemos tener a más gatos, ni que aparezca un día nuestra gata preñada y tengamos problemas, es muy importante que la esterilicemos o castremos.

 

Mitos falsos gatos

 

Los gatos ven perfectamente en la oscuridad

Falso. Sí que es cierto que sus ojos están mejor preparados que los nuestros en este aspecto y ven más que nosotros en la oscuridad, pero en la absoluta oscuridad no ven, deben tener algo de luz al menos para poder hacerlo. Así que no, no es cierto que vean totalmente bien a oscuras.

 

Mitos falsos gatos oscuridad

 

Una embarazada no puede acercarse ni tocar a los gatos pues puede contraer toxoplasmosis

Falso. No significa que haya riesgo si se tiene en cuenta una correcta alimentación y eliminación de su materia fecal diaria. Conviene que la embarazada, a ser posible, no se encargue de limpiar el cajón de arena del gato por si acaso, pero si no hay alternativa puede hacerlo perfectamente, siempre y cuando utilice guantes, lo limpie a diario, desinfecte con lejía y se lave las manos bien después. ¡No hace ninguna falta deshacerse del gato por esto!

 

Mitos falsos sobre gatos

 

Los gatos son animales traicioneros, ariscos y no son de fiar

Falso. Quien inventó semejante trola se quedó bien a gusto… ¡No generalicemos! Es verdad que hay gatos que son estúpidos y secos a más no poder, pero al mismo tiempo también hay muchísimos súper amorosos y pegajosos o un poco de ambas cosas. Todo depende de la personalidad, de cómo se le eduque, el amor que se le dé o los traumas que hayan podido pasar lo que marcará su carácter.

 

Mitos falsos gatos ariscos traicioneros

 

Es bueno que los gatos beban leche de vaca y pueden beberla sin problemas

Falso. Muchos de ellos son intolerantes a la lactosa, pero vemos algo normal poner un platito con leche a un gato o lo vemos comúnmente en los dibujos y películas. Puede que a algunos no les siente mal, pero por lo general es mejor no darles leche de vaca, existe leche especial para gatos en los supermercados.

 

Mitos falsos gatos leche de vaca

 

Cuando mueven la cola es que están felices y juguetones

Falso. A diferencia de los perros, los gatos cuando mueven la cola o la agitan de un lado a otro no significa que estén simpáticos o alegres. Todo lo contrario; suele indicar que está intranquilo y que no quiere que le molesten. 

 

Mitos falsos gatos mover cola

 

Arañan muebles y todo lo que pillan por su camino

Falso. Ellos por naturaleza lo hacen en árboles para afilarse las uñas, para relajarse y para cortar sus uñas. Una vez que los tenemos en casa, no tienen un árbol a su disposición, así que si no le compramos un rascador adecuado es posible que se afile en algo que le parezca como un árbol. Dale un rascador, seguro que no se afila las uñas en otra parte.

 

Mitos falsos gatos afilarse uñas

 

¿Y tú, oíste alguna de estas cosas sobre los gatos u oíste otras distintas?

Dinos qué te parecen en comentarios :)

 

Sigue leyendo: