Ideas para mantener la casa fresca cuando hace calor

Cónsejos para mantener la casa fresca en verano

En los meses de mas calor hay muchos trucos que pueden ayudar a mantener el interior de la casa fresca y aireada. Ofrecemos algunas ideas a continuación.

 

Estores, cortinas,  persianas y toldos

Poner estores, cortinas o persianas blancas para reflejar el calor hacia el exterior de la casa.

Mantener las persianas bajadas del lado que de el sol (las que den al este por la mañana y las orientadas al oeste por la tarde) para evitar que entre el calor del sol y ayudar a los ventiladores o al aire acondicionado a refrescar la casa de forma más eficaz.

Invertir en un toldo es una buena solución para proteger nuestra casa de los rayos del sol.

Reducir las fuentes de calor interior

Al reducir la cantidad de calor en el interior de la casa, necesitaremos menos energía para enfriarla.

Las fuentes interiores de calor más comunes son: los electrodomésticos, los aparatos electrónicos y la iluminación. Analizar de dónde procede el calor.

Apagar todas las luces incandescentes y aparatos generadores de calor cuando no sean necesarios. Sustituir las bombillas incandescentes por fluorescentes compactos, que producen la misma luz pero utilizan un quinto de la energía y el calor.

También se deben evitar las actividades que generen calor como, por ejemplo, cocinar, en los días calurosos o durante las horas más calurosas del día.

Y en caso de tener aire acondicionado, utilizarlo de forma inteligente. No colocar lámparas, televisores u otros aparatos generadores de calor al lado del termostato del aire acondicionado, ya que el calor de estos aparatos podría engañar al termostato haciéndole pensar que la casa está más caliente de lo que realmente está y el sistema funcionaría más de lo necesario. 

Ventiladores

Un ventilador de techo puede ser una gran inversión, ya que puede hacer que la sensación térmica en una habitación sea 6 ó 7 grados menor, sin gastar mucha energía. Cuando el aire está en circulación parece mucho más fresco.

Un truco para que los ventiladores de techo proporcionen un efecto brisa es ajustarlos para que giren en el sentido contrario a las agujas del reloj y darles un poco más de velocidad en verano.

Los ventiladores de techo son los mejores, pero un buen ventilador portátil también puede ser muy eficaz.

Árboles y plantas 

Plantar árboles o arbustos que den sombra a las máquinas del aire acondicionado, pero sin bloquear el flujo de aire.

Una máquina a la sombra utiliza menos electricidad.

En el jardín plantar árboles de hoja caduca en los laterales sur y oeste de la casa hará que se mantenga fresca en verano y permitirá el paso de la luz del sol para calentar la casa en invierno.

Durante el día, la temperatura del aire puede ser de 3 a 6 grados más fría en los barrios con árboles que dan sombra.

En el jardín evitar arquitecturas con mucha piedra, cemento o asfalto sin sombra en los lados sur y oeste de la casa, ya que aumentan la temperatura a su alrededor e irradian calor a la casa después de la puesta del sol.


Pintar tejado y paredes con pinturas especiales o colores claros

Si se tiene un tejado plano, pintarlo con una pintura reflectante específica para ello o simplemente pintarlo de blanco.

El efecto reflejo ayudará a mantener mucho más frescas las habitaciones situadas bajo la azotea.

Reducir la humedad en el interior

La humedad hace que el aire de las habitaciones parezca más caliente, por lo que conviene lavar y secar la ropa, ducharse o cocinar lo menos posible a mediodía. Y cuando tengamos que hacerlo, encender los ventiladores para ayudar a extraer el aire caliente y húmedo.

Un truco para quitar más rápido el aire caliente de la casa cuando hemos cocinado o nos hemos duchado es encender  el extractor del baño o el de la cocina.

 

Lecturas relacionadas: