8 cosas que no nos dicen cuando compramos una casa antigua

Si piensas comprar una casa antigua (o ya la has comprado) deberías leer esto…

 


1.- Una casa antigua suele tener tecnología y materiales de construcción antiguos

Que los materiales de construcción sean antiguos no tiene porque ser siempre algo malo (después de todo, las casas antiguas se hicieron para durar mas tiempo que las que se hacen hoy en día).

El problema suele estar en la funcionalidad de la casa, ya que una casa antigua suele estar repleta de métodos anticuados de fontanería, cableado, calefacción, ventanas, techos y propiedades aislantes.
Reformar la casa con cableado nuevo, ventanas nuevas y fontanería nueva, puede costar una fortuna.
Hay que tener en cuenta todos los posibles costes adicionales que pueda exigir la casa cuando la compremos.
Aunque parezca que la casa tiene buen aspecto, sigue siendo vieja y la vejez trae problemas.
 

2.- Las casas antiguas tienen carácter (algo que es difícil comprar)

Suelos cubiertos con tablones de madera amplios (de los que ya no se encuentran), puertas solidas de madera hechas a mano, porches acogedores… Se puede hacer una réplica de estas características en una casa nueva. El problema es que una casa nueva suele estar en un vecindario nuevo con normas nuevas e imprevisibles.
Pero entonces, ¿qué es mejor? ¿construir nuevo y añadir personalidad, o comprar viejo con personalidad integrada?. El problema es que cada cosa tiene sus ventajas y desventajas por lo tanto dependerá de la opinión de cada uno.
Lo mejor, es hacer un balance de costes antes de tomar ninguna decisión y tirar por el plan más asequible y realista.

 

3.- Una casa antigua puede requerir reformas

El estilo de casa que se busca hoy en día (roperos, habitaciones y baños amplios) no es el estilo de casa que se buscaba siglos atrás. La mayoría de las casas antiguas tienen un solo baño, un par de habitaciones pequeñas y falta de espacio para almacenar ropa y todo tipo de cosas en general (armarios, roperos…). 
Es posible que uno se enamore de una casa antigua pero ha de saber que no habrá mucho espacio para guardar la ropa y puede que con el tiempo un solo baño se quede corto para cubrir las necesidades de toda una familia. Acabará deseando un baño amplio y grande que no podrá tener en una casa antigua.
 

4.- ¿Cuánto costará el seguro del hogar?

Esto es algo que la mayoría de compradores suele olvidar comprobar. El seguro de hogar es obligatorio sin importar el tipo de casa que vayas a comprar. El seguro de hogar de una casa antigua normalmente será más caro que el de una casa nueva o no tan antigua debido a que las casas antiguas vienen con más riesgos.
Es conveniente llamar a empresas de seguros así como otros expertos (constuctores, inspectores de viviendas…) para informarse acerca del tema. Sería un auténtico varapalo comprar la casa de tus sueños para darte cuenta después de que el seguro es inasequible.

 

5.- Hay 2 reformas comunes y necesarias para las casas antiguas

Las dos reformas que han de llevarse a cabo primero son la de las ventanas y la del tejado.
Un tejado de más de 10-15 años necesitará una reforma más pronto que tarde.
Las ventanas también son algo a considerar. Las ventanas antiguas no tienen una capacidad aislante muy alta. Esto acaba resultando en inviernos muy fríos y veranos muy calurosos ya que la temperatura del ambiente penetra en la casa fácilmente.
Puede que hasta se tenga suerte y se encuentre una casa antigua a la que ya le hayan cambiado las ventanas y el tejado.

6. Se puede mezclar lo antiguo con lo nuevo

Puede que te enamores de la bañera antigua de una casa antigua pero utilizar una ducha te parezca lo más práctico. Y ¿por qué no mezclar lo nuevo con lo antiguo? ¿Por qué no quedarse con la lujosa bañera y la práctica ducha? 
Una de las mayores equivocaciones que comete la gente con las casas antiguas es pensar que tiene que decorarla toda con cosas antiguas y de la época.
La mezcla de lo viejo con lo nuevo tiene una estética muy atractiva y única.

 

7.- Puede que nuestros electrodomésticos y muebles grandes no quepan

Las casas antiguas fueron construidas cuando los artículos para el hogar eran más pequeños de lo que son hoy.
Las casas antiguas no se construyeron para albergar hornos dobles o neveras anti-óxido del tamaño de un mamut. Las puertas fueron construidas mucho más estrechas y bajas de como se construyen hoy en día.
Es conveniente tomar medidas de las puertas, pasillos y otras posibles entradas a la casa antes de enamorarnos de ella.
Siempre pueden construirse nuevas puertas pero será un coste adicional que se deberá tener en cuenta también. 
 

8.- Aceptar las dificultades de una casa antigua con positivismo

A una casa antigua hay que quererla como lo que es – una casa antigua. Intentar pretender modernizar una casa antigua por completo agotará y empobrecerá a la persona que lo intente. 
Deshacerse de las corrientes de aire reemplazando las ventanas o deshacerse de las goteras reemplazando el tejado son cosas que tenemos que hacer para poder vivir bien.
Pero también hay ciertas características de una casa antigua que añaden un encanto y sensación que quizás quieras mantener.
Lo que necesite reforma o remodelación habrá que reformarlo y remodelar pero sin dejar de pensar en mantener algo de esa especie de atracción histórica.

Lecturas relacionadas

One Response

  1. Armida 6 meses ago

Añadir Comentario