El embarazo modifica el cerebro de la mujer

Los cambios producidos sirven para mejorar el apego emocional de las madres hacia sus bebés

Los cambios duran más de dos años

Un estudio muestra por primera vez que en el embarazo se producen cambios en el cerebro de la mujer orientados a mejorar la capacidad protectora de la madre con su futuro hijo.

El estudio muestra que el  cerebro de la mujer embarazada altera su tamaño y su estructura en las zonas relacionadas con la forma en que procesamos la información social.

La investigación

En el estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, los investigadores exploraron el cerebro de mujeres antes y después del nacimiento de su primer hijo.

Los cambios eran tan claros que incluso solamente con los resultados de la imagen se podían distinguir a aquellas mujeres que habían estado embarazadas de las que no.

Todas las mujeres embarazadas mostraron reducción de materia gris, y un adelgazamiento y cambios en la superficie de la corteza en áreas relacionadas con la cognición social, es decir, en la forma en la que las personas percibimos, explicamos y evaluamos tanto nuestro entorno como a las demás personas que nos rodean. 

Los resultados parecen indicar que el cerebro de las madres cambian para reconocer las necesidades de sus bebés, optimizando las conexiones neuronales y eliminando las que podrían distraer para identificar mejor las posibles amenazas sociales y promover el vínculo madre-hijo.

La mayoría de estos cambios se mantienen 2 años después de dar a luz, y cuanto más pronunciados son, mayor es el apego emocional de las madres con sus bebés.

Mejorar el apego hacia el bebe

Sólo cosa de mujeres

Los investigadores también escanearon el cerebro de 17 hombres que no eran padres y de 19 padres antes y después de los embarazos de sus parejas.

Ninguno de dos grupos masculinos mostraron diferencias en el volumen cerebral.

 

 

Seguir leyendo: