Cosas que nunca debemos tirar a la basura

Existen muchos objetos que requieren un reciclado especial por su composición o peligrosidad nunca debemos tirar a la basura, en estos casos, debemos llevar dichos objetos a puntos limpios. Los puntos limpios son ubicaciones en nuestras ciudades dónde podemos llevar este tipo de residuos, ya que se encargan de almacenarlos y gestionarlos de forma adecuada para su reciclado. Cada ciudad tiene distribuidos de una forma sus puntos limpios, por lo que es importante informarnos dónde se encuentra el punto limpio que necesitamos, pues cada punto limpio recoge un tipo de objeto diferente.

Aquí os hemos preparado una lista por orden alfabético de los objetos que tienen que ser llevados a puntos limpios de recogida:

Foto: freepik.es

  • Aceites de cocina o de motor. Guárdalo en un tarro hasta que puedas ir al punto limpio. 
  • Aerosoles. Al tener gas, pueden ser muy peligrosos ya que pueden estallar y generar un incendio. Es menos común encontrar puntos de recogida para estos elementos, por lo que debemos asegurarnos que están totalmente vacíos a la hora de tirarlos a la basura, en el contenedor amarillo. 
  • Bombillas y fluorescentes. Especialmente los fluorescentes, ya que están formados por componentes tóxicos como el mercurio.
  • Cápsulas del café.
  • Cartuchos y tinta de impresora.
  • Cd’s y DVD’s que no sirvan. Estos objetos son de muy difícil reciclado, por lo que es importante llevarlos a su punto de recogida correspondiente. 
  • Cosméticos. No siempre es necesario, si compramos en tiendas que son responsables en la elaboración de sus productos, los envoltorios de plástico irán al plástico, y los de papel al papel, pero existen compañías que no respetan esto, por lo que los envases necesitan ser llevados a un punto de recogida al estar elaborados por productos químicos. Infórmate sobre el lugar dónde compras tus cosméticos.
  • Electrodomésticos (lavadoras, microondas, hornos, cocinas, etc.), ya que muchos de ellos además de elementos electrónicos tienen espumas muy contaminantes. Recordad que si nos deshacemos de un electrodoméstico porque hemos comprado uno nuevo, es la empresa quién debe llevarse el electrodoméstico viejo al traernos el nuevo.
  • Elementos electrónicos e informáticos (como móviles, ordenadores, consolas, relojes inteligentes, cables, termómetros eléctricos, etc.).
  • Insecticidas y pesticidas. Su mala gestión puede causar la muerte de seres vivos que entren en contacto accidentalmente con el contenido, ya que este suele ser tóxico y letal.
  • Juguetes. No los tires a la basura, llévalos a puntos de recogida de ONG’s, quizá ya no nos sirvan pero seguro que hay algún niño/a que sería muy feliz por poder jugar con ellos. 
  • Mecheros o encendedores. Al tener gas en su interior puede provocar incendios. Si no tenemos la posibilidad de usar recargables, tenemos que asegurarnos de que cuando los tiramos en el contenedor están totalmente vacíos. 
  • Medicamentos. Pueden ser peligrosos si se filtran con la tierra, el agua o es ingerido por algún animal. En este caso lo mejor es preguntar en la farmacia, pues muchas de ellas actúan como punto limpio de recogida de medicamentos. 
  • Neumáticos viejos. Tardan muchísimo en degradarse y además son peligrosos, pregunta en tu taller cuando tengas que deshacerte de uno.
  • Objetos metálicos (sartenes, utensilios de cocina, herramientas,etc.).
  • Objetos voluminosos (colchones, estanterías, armarios, etc.). Suelen ir a puntos de recogida porque al ser de tanto tamaño es peligroso que se queden en contenedores regulares. 
  • Pilas y baterías (de coches). Son muy tóxicas y si se rompen pueden esparcir sus productos tóxicos, llegando incluso a veces a las aguas que luego bebemos.  
  • Pinturas, disolventes, pegamentos. Suelen ser tóxicos y/o inflamables, muchas veces los recogen en los puntos de recogida para residuos peligrosos.
  • Radiografías médicas (puedes preguntar a tu doctor/a si tienes que tirar una).
  • Restos de poda y jardinería (aunque también podemos usarlos como abono para nuestro campo).
  • Ropa y calzado. Aunque puedes tirarlos al contenedor, mejor dónalos, a lo mejor a ti no te sirven ya, pero a otra persona sí. Así que llévalos a puntos de recogida de ropa y zapatos que suelen tener distribuidos por las ciudades las ONG’s.
  • Termómetros antiguos. Aunque prácticamente ya casi no quedan termómetros de mercurio, si tienes uno, nunca lo tires, el mercurio es altamente contaminante, es mas, por eso ya están retirados del mercado este tipo de termómetros. Llévalos a un punto limpio o farmacia. 

Lecturas relacionadas:

Añadir Comentario