11 cosas que he aprendido sin darme cuenta en estos primeros días de cuarentena

Estos días de cuarentena nos están haciendo ser más optimistas, creativos y sacar el lado más primitivo que tenemos. Podemos serlo más y entre todos inspirarnos y conseguir muchas más cosas con los recursos que cada uno tenemos en casa. #yomequedoencasa puede ser una oportunidad de pasar tiempo con nuestros hijos, parejas, descansar, leer, cocinar… ¡¡Regarte ese tiempo que hace 10 días pedías a gritos!!

Personalmente estos 7 días he aprendido:

1. Que no es necesario usar medio rollo de papel de WC cada vez que vamos al baño – economía de subsistencia. Si uso 1 cuadrante menos cada vez y voy 6-8 veces al baño, somos 3-4 en casa… tendré una media de 32 cuadrantes más por día, por 10 días… 320 cuadrantes. Pequeños gestos que nos hacen estirar nuestros recursos. (Ya lo hizo Iberia hace años quitando Q aceituna de sus menús y ahorro millones de dólares).

Foto: María P.

2. A no tirar absolutamente Nada de comida – NADA! Sobre un poquitito de arroz blanco, lo usaremos para croquetas, con las lentejas del día siguiente o con lo que sea… pero no se tira nada! Congelar frutas y verduras frescas para poder tener dentro de 2 semanas. He congelado calabacín, calabaza, apio, nabo, chiribia, col… todo lavado y en bolsas separadas para poder ir sacando.

Estamos aprendiendo la periodicidad de los ingredientes, por más que nos apetezca boniato asado… sabemos que podremos tomarlo dentro de 1 semana xk aguantan mucho, pues vamos a tomar el calabacín que aguanta menos o el pavo que hay en la nevera. Organizar los menús en función de la vida útil de los ingredientes.

3. La basura se clasifica y no se hace ni tanto olor ni tanta basura. Las botellas pueden convertirse en maracas o zambombas, los rollos de cartón en catalejos y mil cosas más. Hay que evitar bajar la basura todos los días y transitar ascensor, así que cuanta menos hagamos, mejor.

4. ¡Que nuestros abuelos eran artistas! Mi abuela era capaz de entretenernos horas y horas sin móviles, tablets ni nada. Un dado era 1/2 hora de juego, un lápiz infinidad de posibilidad y un hilo o un botón daban la vida. Esos juegos que hacíamos con ellos, hoy nos dan sonrisas, vida e ideas para seguir con ellos mientras disfrutamos del ahora.

5. Que cocinar en familia nunca había sido tan divertido, sin presión, sin prisa y sin mirar el reloj más que para apagar el fuego. Disfrutar manchando porque tenemos tiempo de recoger, disfrutar experimentando porque sabemos que saldrá bien.

6. Que una caja de Amazon puede ser una canasta, una casita con puertas y ventanas…

7. Que celebrar con ilusión se puede. Y sacar sonrisa a los pequeños también. Una tarta, unas velas y mucho entusiasmo de los mayores, hace que los peques disfruten de su cumple y sus días, que también los tienen.

8. Que a las 20:00 podemos ser agradecidos y podemos enseñar a nuestros hijos a serlo, es sencillo. Es dar las gracias mientras te aireas en el balcón junto a cientos de vecinos que no había escuchado en años y, juntos, hacemos que retumbe la calle por aquellos que dan su vida por nosotros.

9. He aprendido que un abrazo vale millones y ahora no los tenemos, que los besos de nuestros padres, amigos, compañeros… son un regalo diario que no abrimos con ilusión en la cotidianidad.

10. He aprendido que el miedo nos hace llorar pero nos ayuda a sacar fuerza, impulso y a luchar.

11. He aprendido que después de esto seré aún más cariñosa, que no me quejare de tonterías y haré por juntarme más con los que quiero u quieren a los míos!!!

Porque #yomequedoencasa es una oportunidad para reflexionar y disfrutar ¿y tú que has aprendido?

María P.

Lecturas relacionadas:

One Response

  1. Avatar Maria 4 meses ago

Añadir Comentario