Consejos para maquillarse

El maquillaje es a la cara lo que los colores a un cuadro, aunque es importante señalar que no es una alternativa a una buena piel. Tener una buena piel debería ser el objetivo primordial y mantenerla con la aplicación de maquillaje en los contornos adecuados debería ser el objetivo secundario.

Una piel limpia y bien hidratada es el preludio del maquillaje. El maquillaje empieza con la aplicación de la base. Una base adecuada hace que la piel parezca natural y perfecta. Una base equivocada dará un aspecto artificial. Para encontrar el tono adecuado de base, se deberá probar primero en la línea de la mandíbula o en la frente. Procurar evitar las bases de crema en verano, ya que tienen un elevado contenido en aceite y puede resbalar a temperaturas elevadas. En ocasiones, se pueden utilizar cremas hidratantes coloreadas en lugar de una base.

La base se puede fijar inmediatamente aplicando polvos traslúcidos. Los polvos faciales deben coincidir con el tono de piel. Para conseguir un acabado perfecto se deben aplicar también en los laterales, mandíbula y lados de la nariz. El exceso de polvo se puede retirar con ayuda de un papel de seda.

Un corrector puede ocultar todo tipo de imperfecciones, como los círculos bajo los ojos y el acné. El corrector líquido es ideal para las pieles secas y zonas más amplias como los círculos bajo los ojos, mientras que el sólido puede ocultar pequeñas manchas. Al comprar un corrector hay que elegir uno que coincida con nuestro tono de piel o sea ligeramente más claro. Hay que aplicarlo sobre la base y en poca cantidad.

El colorete se utiliza para dar a la piel un aspecto saludable y de rubor. El color del colorete se puede combinar con el color natural de los labios. El colorete en polvo está de moda para pieles grasas y mixtas, mientras que los basados en crema son ideales para las pieles secas. Sonreír siempre al aplicar el colorete ya que ayuda a resaltar los pómulos. El colorete se debe aplicar únicamente en sobre los pómulos.

Los ojos son el principal punto de atracción y el maquillaje para ojos puede marcar la diferencia entre una cara artificial o natural. En el maquillaje de ojos, menos es más. Si tenemos prisa, aplicar un color de base que coincida con nuestro tono de piel y añadir rimel. Aplicar un delineador de ojos lo más cerca posible.

Las barras de labios se utilizan para destacar los labios y que parezcan más carnosos, por lo que en le caso de las personas que ya tienen la suerte de tener unos labios carnosos lo que mejor funcionan son los colores claros. Antes de aplicar una barra de labios, hay que humedecer los labios. Para que los labios parezcan más gruesos, aplicar un perfilador de labios por fuera. A menudo el perfilador se puede aplicar después de la barra de labios. Cuando se utiliza una barra de labios roja es mejor utilizar un pigmento marrón como perfilador y rellenar los labios primero para que el color de la barra dure más tiempo. Aplicar brillo de labios sobre la barra o solo.

Pero hay que recordar siempre que la verdadera belleza está en la piel que hay debajo y que el maquillaje es tan solo una herramienta para potenciar la apariencia natural. Una piel de aspecto saludable se transforma con el maquillaje, pero el maquillaje no es un sustituto de una piel sana. Igualmente, hay que destacar que los productos de maquillaje están compuestos por sustancias químicas. Antes de acostarse se debe limpiar bien cualquier rastro de maquillaje para que la piel puede transpirar de forma natural.

One Response

  1. Anónimo 10 años ago

Añadir Comentario