Consejos para evitar un golpe de calor con las mascarillas

Ahora que el uso de mascarillas se ha convertido en obligatorio en casi todos los países, comienzan a aparecer los problemas con la llegada del calor en algunos sitios. 

El problema aparece cuando la utilización de las mascarillas unidas a altas temperaturas, pueden desembocar en golpes de calor. Esto se produce principalmente por dos motivos:

  • La mascarilla impide que nos entre aire frío, lo que hace que nuestra temperatura  aumente.
  • La mascarilla retiene el aire húmedo que expulsamos, por lo que nuestra garganta se mantiene húmeda y no nos genera sensación de sed. Esto puede provocar que nos deshidratemos. 

Foto: freepik.es

Esto ha generado la necesidad de buscar soluciones, como desarrollar mascarillas ‘frías’ o que limiten el impacto del calor. Así que como este año tenemos que tener especial cuidado con nuestra hidratación, aquí os dejamos algunos consejos para evitar un golpe de calor:

1. Evitar exponernos al sol durante las horas medias del día, es decir, a partir de las doce y hasta las cinco, es cuando más calor hace. Especialmente, evita hacer deporte a esas horas.

2. Procura no dormirte o exponerte durante demasiado tiempo seguido al sol

3. Es bueno utilizar aires acondicionados o ventiladores, aunque durante la noche es aconsejable bajarlos, ya que nuestro cuerpo se enfría cuando dormimos.

4. Además de utilizar el protector solar para el cuerpo y las gafas de sol, lo que debes cubrir especialmente del sol es la cabeza, puedes usar algún gorro o pañuelo.

5. Es recomendable utilizar colores claros y ropa ligera, ya que, por ejemplo, colores como el negro son especialistas atrapando el calor. ¡Imaginad una mascarilla negra! ¡Que calor…!

6. Bebe mucho líquido, ya sea agua o bebidas isotónicas. Ten en cuenta que algunos refrescos o bebidas no hidratan, si no más bien deshidratan como la cafeína o el alcohol. Y que además, por la mascarilla, es posible que no tengas la necesidad de beber, pero aún así debemos beber sin sed

7. Tomar frutas y verduras que contengan mucha agua ayuda a estar hidratados.

8. Llevar un difusor de agua con nosotros/as, puede ayudarnos a refrescarnos y mantener estable la temperatura de nuestro cuerpo. 

9. Evita las comidas pesadas o muy abundantes si vas a estar expuesto al sol, ya que cuando hacemos la digestión nuestra temperatura sube.

10. Presta especial atención si tienes cerca ancianos/as o niños/as, ya que son más susceptibles de sufrir un golpe de calor. Haz que se hidraten con mucha frecuencia, aunque afirmen no tener sed.

Lecturas relacionadas:

 

Añadir Comentario