Actividad física en la menopausia

La actividad física en la menopausia
  • Realizar algún tipo de actividad física genera muchos beneficios durante la menopausia.
  • La falta de actividad física supone un factor de riesgo para muchas enfermedades, como el cáncer de mama y de colon, la diabetes y la enfermedad cardíaca.
  • El ejercicio disminuye el riesgo de fracturas ya que produce un aumento de la densidad ósea.
 
 
Tener buenos hábitos alimenticios y realizar alguna actividad física asegura llevar una vida más saludable y duradera según la Organización Mundial de la Salud, que recuerda que es una “actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física” refiriéndose no sólo al ejercicio sino a todo lo que signifique el movimiento del cuerpo, como dar un paseo, bailar, trabajar, etc.
 
Realizar una actividad física es bueno a cualquier edad, pero con el envejecimiento disminuye la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, endocrinas (diabetes), osteomuscular o la aparición de cánceres (mama, colon), y además beneficia el estado mental (disminuye el deterioro cognitivo) y emocional (ocupando a la persona en actividades que le hagan sentirse útil y menos dependiente de otros).
 
Así pues durante la menopausia, tras los cambios que es producen en el organismo de la mujer, es importante realizar una actividad física regular.
 
 
¿Qué beneficios ofrece la actividad física durante la menopausia?

Dentro de los beneficios de la actividad física en la menopausia destacamos:
  • favorece la pérdida de peso. 
  • reduce los sofocos y sudoraciones de la menopausia.
  • mejora el estado de ánimo porque la secreción de endorfinas evitan la aparición de estrés, depresión y ansiedad.
  • disminuye el insomnio en la menopausia ya que favorece la producción de melatonina, que es la hormona encargada de regular el sueño.
  • evita problemas cardiovasculares como la hipertensión arterial, el ictus o los infartos porque favorece una buena circulación sanguínea.
  • previene la osteoporosis.
  • aumenta la capacidad pulmonar que ayuda a oxigenar mejor el resto de órganos.
  • disminuye el riesgo de caídas y fracturas al mejora la coordinación y los reflejos.
 

 

¿Cuáles son los ejercicios más apropiados para realizar durante la menopausia?

Los ejercicios más apropiados en la menopausia varían en función del estado de salud de la persona, y de los hábitos que la mujer ha tenido antes de la menopausia, por ejemplo: si no ha realizado algún tipo de actividad lo más normal es que comience poco a poco con algún tipo de actividad que pueda practicar con frecuencia como caminar de 20 a 30 minutos tres veces a la semana.


¿Qué tipo de actividad física es recomendable practicar durante la menopausia?

Lo recomendable durante la menopausia es ir al médico primero para que nos haga un chequeo y nos aconseje sobre la rutina de ejercicio más recomendable. Pero es aconsejable:
  • Estirar los músculos al menos durante 10 minutos antes y después de realizar cualquier actividad para evitar lesiones.
  • Practicar ejercicios aeróbicos que ayudan a bajar de peso y mejorar el estado físico. Entre estos ejercicios están caminar, correr, nadar o montar bici.
  • Ejercicios anaeróbicos para aumentar el tono y masa muscular. Estos ejercicios deberán ser supervisados por un entrenador y destacamos el levantamiento de pesas, barras, etc.
  • Otros tipos de actividad física como el pilates, yoga o el balón suizo pueden ayuda a mejorar la flexibilidad.
Temas relacionados con: La actividad física en la menopausia

Añadir Comentario