4 Posturas de yoga para aliviar el dolor de espalda

Debido al estilo de vida que llevamos hoy en día, pasamos muchas horas sentados en frente del ordenador o del escritorio. Este comportamiento afecta a nuestra postura, y en muchas ocasiones provoca problemas de espalda realmente molestos y dolorosos.

 

El yoga, a menudo se recomienda para tratar los dolores de espalda, corregir malas posturas… Cuando se ejecutan correctamente, existen posturas de yoga que no solo alivian o calman el dolor si no que también previenen que este dolor aumente o avance.
 
Aquí tenéis 4 de las que para mí son las mejores y más optimas posturas para aliviar, así como prevenir el dolor de espalda:

1.- Variación de sentadillas (Malasana)

 
Comenzaremos el estiramiento por colocarnos de pie con los tobillos y rodillas pegados. Ahora descenderemos a posición de sentadillas abriendo las rodillas todo lo posible pero manteniendo los tobillos pegados. Dejaremos caer nuestros antebrazos hacia adelante entre ambas piernas y la cabeza colgando hacia delante también para liberar la parte trasera del cuello.
Si queremos, podemos colocar una pequeña manta plegada debajo de nuestros tobillos (si estos no tocan el suelo) para tener un mayor soporte y por tanto equilibrio.
Respirar profundamente en esta postura una media de 10-20 respiraciones. Esta postura estira los músculos erectores encargados de estirar toda la columna vertebral.

2.- Postura del barco (Navasana)

Manteniendo nuestro torso y músculos centrales en forma estaremos manteniendo nuestra espalda también en forma y con buena salud (lo que se traduce en menos dolor de espalda).
Estando sentado con las manos a cada lado del cuepo, contrae los musculos centrales a medida que extiendes tus piernas por delante a unos 45º mas o menos. Levanta ambos brazos a cada lado para que queden en paralelo con respecto al suelo y respira profundamente.
Respirar profundamente en esta postura una media de 10-20 respiraciones. Si resulta demasiado difícil la postura, podemos flexionar las rodillas y así ayudarnos a encontrar estabilidad.

3.- Postura del barco con piernas separadas

Desde la postura del barco (navasana) anterior, extiende los brazos hasta agarrar tus dedos del pie, o en su defecto tus tobillos. Extiende las piernas hacia los lados y levanta el pecho desde el esternon. Para facilitar el ejercicio podemos dejar la cabeza caer un poco hacia detrás apuntando la nariz hacia arriba.
Respirar profundamente en esta postura una media de 5-10 respiraciones.

4.- Inclinación frontal sentado con piernas separadas (Upavishta Konasana)

Desde la postura del barco con piernas separadas, baja las piernas al suelo despacio y sin perder el control. Inclina el cuerpo y la cabeza hacia adelante (hacia el suelo) a medida que extiendes los brazos hacia los lados (podemos colocar un cojin para apoyar la cabeza si esta no llega al suelo. 
Mantén esta postura durante más tiempo que las demás (unas 30 respiraciones más o menos). 
 
Seguir leyendo:

Añadir Comentario