3 sencillos pasos para reducir la factura de electricidad (con contador instantáneo)

¿Cómo reducir el consumo de luz? ¿Cómo pagar menos cada mes en la factura o recibo de la electricidad?3 sencillos pasos para reducir el pago de electricidad a través de la información de un contador instantáneo. cómo ahorrar en la factura de la luz  

1. Adquirir un contador instantáneo o medidor de consumo eléctrico

El contador le dará una idea mucho más aproximada del consumo de electricidad de su vivienda. Miden el voltaje, la intensidad y el consumo de cualquier aparato que enchufemos con un margen de error del 0,5% dependiendo del modelo y el fabricante.  Su precio oscila entre los 15 y los 25 €. Dependiendo del modelo los contadores instantáneos de electricidad permiten ver, en tiempo real, cuánta energía eléctrica consumimos, los kW consumidos en cada instante y el coste en €.

Instalación y funcionamiento del contador

El contador dispone de un monitor inalámbrico que funciona como un reloj, pero en vez de marcar las horas, marca el consumo eléctrico, al instante y sin cables.
 
Tiene un sensor que se instala en el cuadro eléctrico, y que va conectado a un transmisor que envía los datos del consumo eléctrico al  monitor.

 Los datos de consumo eléctrico se van almacenando y podemos consultar el consumo horario, diario, semanal y mensual de forma gráfica.

cómo pagar menos luz Contador Instantáneo

2. Poner a cero el contador instantáneo y desenchufar totalmente los aparatos con consumo fantasma.

Los aparatos electrónicos conectados permanentemente a la red eléctrica, producen un bajo consumo aunque estén apagados esto se conoce como consumo fantasma. Se estima que este tipo de consumo supone entre un 7 y un 11% del consumo eléctrico de un hogar medio.

Cómo evitar el consumo fantasma de nuestros aparatos eléctricos

Apagar por completo aquellos aparatos que estén en modo espera (pilotito rojo). Algunas cafeteras pueden incluso llegar a gastar más apagadas que haciendo café. Otros aparatos y electrodomésticos que llevan a cabo un “consumo fantasma” cuando están completamente apagados son: vitrocerámicas, ordenadores, cocinas táctiles, lavadoras, lavavajillas, aires acondicionados, la puerta del garaje, bombas de calor, radiadores eléctricos, etc… El único modo de que dejen de consumir de verdad todos estos electrodomésticos es desenchufarlos.

 
Cuando salga de vacaciones desconecte todos los electrónicos. Si dispone de tablero eléctrico dividido en sectores, cierre aquellos que no sean necesarios durante su estancia fuera.
 
No deje conectados los cargadores de móviles cuando haya retirado el móvil. Además de un pequeño consumo se suma el riesgo de que el transformador se estropee o pueda provocar incendios, evite el riesgo, retirándolos de la red eléctrica.

3. Analizar uso de los aparatos que más electricidad consumen.

Una vez reducido el consumo fantasma hay que analizar el consumo de los aparatos que más utilizamos. Por ejemplo el frigorífico o nevera, que suele ser el que más consume (unos 662 kWh al año de media) si tienen hielo acumulado en el congelador consumen bastante más que otro limpio. También podemos reducir su consumo de electricidad seleccionado en el termostato menos frío. Igualmente podemos consumir mucho menos seleccionado programas idóneos en la lavadora o del lavavajillas, o incluso bajando el brillo de la pantalla de nuestra televisión LED. Siguiendo estos consejos se puede llegar a ahorrar una mensualidad menos al año.

Lecturas relacionadas: