Los caballos y los niños

Desde el primer día los caballos de la granja fueron la fascinación de los niños (ver Fotos de Caballos de N. C.).

Desafortunadamente los caballos de Brett y Jonh no estaban preparados para que los niños los montaran. Estaban mucho tiempo sueltos en el campo y se les veía ejemplares con mucho carácter, por lo que no eran apropiados para niños que antes apenas habían montado a caballo esporádicamente.

Sin embargo, la presencia de los caballos en la granja y la comunicación existente entre la casa, los establos y el cercano prado donde pastaban fue adquiriendo importancia. Hasta que llegó el día que fue una necesidad ir a buscar un sitio cercano para que los chicos pudieran satisfacer su deseo de montar a caballo.

Montar a caballo en la campiña inglesa

El sitio elegido, por recomendación de Brett y Jonh, fue la Franks Farm y su Trekking Centre, situadas en el pueblo de Wellow, en el cercano condado de Somerset.

Pese a que la granja tenía una gran provisión de caballos de todo tipo, los establos más cercanos eran una buena muestra de la docilidad y buen carácter de los caballos existentes, incluso los más grandes. El gran número de niños que esperaban era el mejor indicio de que habíamos dado con el sitio idóneo.

Joaquín y David montaron sendos ejemplares respetables en tamaño, pero dóciles. Al cabo de unos minutos un grupo de unos diez jinetes, incluidos cuatro monitores del personal del Centro fueron a das un largo paseo por el pueblo y los alrededores, disfrutando de paisajes de difícil acceso en vehículo.

Mientras mi mujer y yo fuimos a dar un delicioso paseo por Wellow. Era un día magnífico con un sol radiante; algunas de las gentes del pueblo se despojaban de la ropa para tomar el sol en los bancos de los jardines situados a la entrada.

Inteligentemente, el pueblo de Wellow habia recurrido a los caballos y a las bicicletas (su colegio impulsaba una red de enlaces de escuelas en el Reino Unido para fomentar en senderismo y el ciclismo) para disfrutar del paisaje rural. Sin duda, una encomiable idea.

Pensé que pese a los avances tecnológicos de dispositivos para niños como la Play Station, la Game Boy y cosas similares, montar a caballo, sigue siendo una experiencia única. A la vuelta, la cara de nuestros niños, asi lo reflejaba.

Temas relacionados con montar a caballo y los niños: