7 Excusas que te alejan de tus sueños

Pensamientos negativos que te impiden seguir tus metas

Las excusas son como las narices, todos tenemos una. Pero cuando empiezas a darte cuenta de lo que realmente son y dejas de verlas como una pared de ladrillos en tu camino, puedes ver más allá de ellas.

pensamientos negativos que te impiden seguir tus metas - excusas que te alejan de tus sueños
Porque vivir tus sueños no sólo se consigue haciendo cosas que te acerquen a ellos, también se consiguen NO haciendo cosas que te alejen de ellos. Quítate estas 7 frases de tu vocabulario:

1. “No tengo dinero”

Si te das cuenta esta excusa puedes usarla si tienes un euro o un millón. El que tiene un euro quiere millones para conseguir todo eso que pretende, y el que tiene millones necesita trillones.

La gente que consigue superar esta excusa es la que tiene éxito. Y es porque encuentra una manera de evitarla. Ahorran, disminuyen gastos, hacen un préstamo, solicitan una subvención… La gente exitosa no permite que la falta de recursos les aleje de su camino por mucho tiempo.  

2. “No tengo tiempo”

excusas que te alejan de tus sueños - pensamientos negativos que te impiden seguir tus metas

Todas las personas exitosas del mundo -Steve Jobs, Susan Wojcicki, Maya Angelou- tienen las mismas 24 horas en un día que tú. Examina de cerca cómo gastas tu tiempo, y verás cómo tus prioridades mienten.

Hay muchos compromisos en la vida que no son negociables y de los que no puedes huir. Permitirte caer en la trampa de que no tienes tiempo para hacer lo que quieres sólo demuestra que verdaderamente no quieres hacerlo.  

3. “Nunca he hecho esto antes”

Hay muchas cosas en las que has tenido éxito y nunca antes las habías hecho. Nunca habías andado antes de haberlo hecho, nunca habías conducido un coche antes de ponerte la primera vez al volante, nunca habías tenido un trabajo antes del primero. Todo viaje comienza con un primer paso, pero hay que tomarlo.  

4. “No sé hacerlo”

excusas que te alejan de tus sueños - pensamientos negativos que te impiden seguir tus metas

¿Y a qué esperas para aprender? En internet puedes encontrar instrucciones, tutoriales e incluso libros y cursos sobre cómo hacer prácticamente cualquier cosa. Si aun así no puedes encontrar lo que necesitas, cómprate un libro.

¿Todavía no? Contrata a un coach, asiste a cursos, asiste a seminarios. Puedes conseguir muy buena formación sin la necesidad obligada de sacarte una carrera universitaria. Deshecha la idea de que un grado te separa de tus sueños porque casi nunca es verdad.

5. “Las condiciones no son las adecuadas”

Esperar a que las cosas sean perfectas es tal vez la peor excusa posible. Las cosas nunca serán perfectas. Nadie va a ir a ti con un cronómetro y decirte: “Si empiezas ahora tendrás éxito”.

Muchas cosas empezaron en el momento equivocado o antes de que el mundo estuviera preparado para ello. Esperar “el momento perfecto” es como el pescador que se sienta esperando a que los peces vengan pero sin poner ningún anzuelo en el agua. Un completo sinsentido.

6. “X persona dice que no puedo/ no debo/ no soy lo suficientemente buen@ para hacerlo”

excusas que te alejan de tus sueños - pensamientos negativos que te impiden seguir tus metas

Nada espectacular, innovador y revolucionario salió de un acuerdo grupal. De hecho muchas de las ideas más revolucionarias se enfrentaron con mucha hostilidad y escepticismo. 

No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Las personas que no fueron capaces de luchar por sus sueños te dirán que tú tampoco puedes. Pero nada de eso importa. Sólo una persona necesita creer en lo que estás haciendo, y esa persona eres tú.  

7. “No tengo nada nuevo que aportar”

Algunas de las empresas más exitosas de hoy en día no inventaron nada nuevo. ¿Qué fue primero Pinterest o Instagram? MySpace nació antes que Facebook.

La verdad es que no tienes que hacer nada realmente nuevo para tener éxito. Coge algo que ya existe y mejóralo, cámbialo, ponlo del revés y dale tu toque personal.

Hay millones de libros por ahí, pero todos son diferentes. Hay miles de cómics, pero todos cuentan su propia historia. No se trata de lo nueva que sea tu idea, sino de en qué se va a diferenciar de las que ya hay.

Te puede interesar: