El Día de los Santos Inocentes

El 1 de abril en el mundo anglosajón,
equivalente al Día de los Santos Inocentes en España, es un día en
el que tradicionalmente todos se vuelven locos y se gastan bromas
entre sí. Sin embargo, la fecha tiene una conexión más siniestra
en el Reino Unido, dado que tradicionalmente es cuando comienza el
nuevo año fiscal y empiezan a surtir efecto las decisiones tomadas
en el presupuesto anual del Canciller. Además, la mayoría de los
departamentos gubernamentales han sido advertidos acerca de una
posible reducción del diez por ciento en su financiación, con el
fin de cumplir con un objetivo de ahorro de 11 billones libras. Eso
significa desaparición de empleos y graves recortes en los servicios
locales. One Trades Union estima que 11,5 millones de hogares
perderán el apoyo que reciben. Al mismo tiempo, los millonarios
tienen una rebaja de impuestos 100.000 libras.

Mantener
la creciente división entre los ricos y los miembros más pobres de
la sociedad parece ser el principio rector del gobierno de coalición.
La necesidad social se describe como la “trampa del bienestar”,
lo que implica que las personas eligen ser pobres. En su propia
lengua vernácula, el gobierno habla de “luchadores” y
“vagos” y gente en un viaje de “algo por nada” y
“familias muy trabajadoras”, demonizando a las personas que
no se pueden describir así. Ya no hay trabajo para muchas personas
y, especialmente, los discapacitados. al parecer, se le ha dicho a la
Compañía empleada para determinar la dependencia que elimine a
500.000 personas del registro, y hay casos en los que se ha dicho a
personas con una discapacidad importante que están en condiciones de
trabajar.

Mucha gente, y eso me incluye a mí, está
consternada por la pérdida de libertad de las personas que alquilan
sus casas y reciben un subsidio de vivienda o se alojan en viviendas
sociales. El gobierno reducirá su subsidio en un 14% de la renta
semanal si los ocupantes tienen una habitación ‘libre’. Si tienen
dos o más habitaciones libres, perderán el 24%. Se alentará a
estas familias a encontrar alternativas. La Federación Nacional de
la Vivienda afirma que la nueva legislación es “mala en todos
los sentidos: una mala política y una mala economía”. No son
sólo edificios; ¡son los hogares de personas! Es positivamente
estalinista.

Hay planes para dejar de dar dinero para
alimentos a los necesitados, en su lugar se darán unas cartillas,
que en algunos casos sólo se podrán “gastar” en
supermercados específicos; una humillación más. Además, se ha
suprimido la Asistencia Jurídica para el asesoramiento sobre
subsidios, vivienda, divorcio, deuda, educación y empleo; y el
presupuesto de Atención al Ciudadano se reducirá de 22 millones a 3
millones de libras. Los ayuntamientos que están perdiendo gran parte
de sus ingresos procedentes del gobierno tienen que implementar estos
cambios y, por lo tanto, cargarán con parte de la culpa. ¿Y los
pensionistas? El sistema se está apretando el cinturón, por lo que
habrá una pérdida de ingresos, pero en general nosotros, al igual
que el Servicio de Salud, la cooperación internacional y las
escuelas, estamos razonablemente protegidos. Tal vez no deberíamos
estarlo.

En el 2009, David Cameron, antes de su llegada al
poder, dijo: ‘mientras haya una profunda pobreza conviviendo
sistemáticamente al lado de grandes riquezas, seguiremos siendo
pobres por ello’. Así es. Pero la pobreza de los pobres no es
teórica, duele. Todos estamos involucrados en una crisis fiscal
terrible, pero la locura final de estas modificaciones
presupuestarias, es que los que menos pueden defenderse a sí mismos
están siendo los más severamente castigados. Es un
escándalo.

Bryan

Añadir Comentario