El cáncer y la tercera edad

Macmillan Cancer Support es una gran organización benéfica británica fundada en 1911 por Douglas Macmillan después de fallecer su padre de esta enfermedad. Su objetivo es ser una fuente de apoyo para los que padecen la enfermedad y una fuerza para el cambio en su tratamiento.
cancer-en-la-tercera-edad
Hay 2.978 enfermeras de Macmillan en el Reino Unido que dan apoyo a las personas desde el momento en el que se les diagnostica la enfermedad y a lo largo de todo el proceso relacionado con ella. También ofrecen ayuda e información a las familias, amigos, cuidadores y comunidades locales. No se oyen nada más que elogios para lo que es efectivamente un ministerio pastoral y práctico de la atención. En el 2008, por ejemplo, estaban en contacto con 352.000 personas. Debido al apoyo masivo del público, sus servicios son siempre gratuitos.La organización es fiable y, por lo tanto, su informe actual en el que resalta la diferencia entre el cuidado de pacientes ancianos con cáncer y aquellos que son más jóvenes, se debe tomar en serio.

La B.B.C. lo dio como titular esta mañana. La investigación de Macmillan pone de manifiesto que miles de pacientes ancianos mueren innecesariamente de cáncer cada año, mientras que los datos de 1991-2010 indican que unas 130.000 personas diagnosticadas con cáncer después de los 65 años de edad, sobrevivieron más de diez años.Si las tasas de mortalidad coincidieran con las de los EE.UU., se podrían prevenir cerca de 40 muertes al día en personas de más de 75 años, de acuerdo con Ciaran Devane, director ejecutivo de la organización benéfica. Las personas mayores tienen menos probabilidades de recibir tratamiento contra el cáncer que las más jóvenes, sea cual sea su condición física general. Deberían ser tratados como individuos independientemente de su edad cronológica. Hay cada vez más indicios que sugieren que a muchos pacientes mayores que se podrían beneficiar del tratamiento no se les ofrece.El director clínico para el cáncer del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, Sean Duffy, dice que el estudio ha llegado en un momento importante. “Tenemos que ofrecer mejores servicios para las personas de más de 65 y 75 años, porque sabemos que hay un problema y es necesario diseñar intervenciones para tal fin” (se podría haber esperado una respuesta más positiva; si ya conocen la situación, ¿por qué no han actuado?). El Dr. Mark Potter de la Asociación Médica Británica da una aprobación igual de anodina al estudio y dice que debería ser una “parte fundamental” de la profesión médica asegurar que los pacientes de edad avanzada “reciben la atención y el respeto que merecen” (“debería” sugiere una ambición bien intencionada en lugar de una acción decisiva).

¡Las personas mayores vuelven a salir en las  noticias! En esta ocasión, haciendo énfasis en la igualdad de derechos humanos.

Bryan