Respirar aire puro en un bosque obra milagros

Increíble pero cierto: nuestros bosques son una farmacia natural.

Aire libre y felicidad

Un paseo por el bosque o por el campo no solo es muy agradable, sino que además es una fantástica terapia para mejorar la salud. A cada paso que damos, respiramos terpenos, que son hidrocarburos que se encuentran en los aceites volátiles obtenidos de las plantas, principalmente de las coníferas y de los frutos cítricos.

Los terpenos afectan positivamente a nuestro sistema inmunológico, refuerzan la flora intestinal, tienen un efecto relajante, mejoran nuestro estado de ánimo y nos protegen contra la depresión.

La hormona del estrés, llamada adrenalina, disminuye hasta un 30% después de pasear 30 minutos por el bosque. Las largas caminatas entre los árboles son muy beneficiosas también si se tiene hipertensión arterial; mantienen nuestras venas elásticas y previenen enfermedades cardíacas.

Los expertos japoneses afirman que caminar con regularidad en el bosque puede alargar la esperanza de vida hasta 7 años, e incluso puede activar las llamadas células asesinas del cuerpo que luchan contra los virus y contra las células cancerígenas.

¿No es una forma maravillosa de mantenerse sano y en forma?

Añadir Comentario